Analiza Cubana de Aviación alternativas ante medidas de EE.UU.

Comparte
El directivo advirtió que como consecuencia de las medidas de la Casa Blanca, la empresa sufrirá un significativo impacto negativo desde el punto de vista económico.
La aerolínea Cubana de Aviación estudia alternativas para acomodar los vuelos cancelados a destinos internacionales y nacionales por las recientes medidas de Estados Unidos, según declaraciones de un directivo de la entidad reproducidas hoy por el diario Granma.
El director adjunto de la aerolínea cubana, Arsenio Arocha, indicó que pese a la agresividad del gobierno estadounidense, la empresa buscará las soluciones pertinentes para continuar prestando sus servicios.
Compañías arrendadoras de terceros países notificaron a la aeronáutica cubana del cese de contratos de arrendamiento ya suscritos, lo que provocó la suspensión de vuelos a destinos en República Dominicana, México, Venezuela, Haití, Martinica y en las Antillas Francesas, recordó el funcionario.

Además, en la transportación nacional, se realizarán reajustes en las rutas que involucran a las provincias de Holguín y Santiago de Cuba, en el oriente del país, por el momento, señaló.

El directivo advirtió que como consecuencia de las medidas de la Casa Blanca, la empresa sufrirá un significativo impacto negativo desde el punto de vista económico.

Hasta el 31 de diciembre dejarán de viajar 40 mil personas y se reportarán pérdidas millonarias en moneda libremente convertible en ese sentido, según señaló.

Acotó que a su vez, la situación provocará el incumplimiento de los acuerdos comerciales contraídos, con la consiguiente insatisfacción en los clientes y el daño a la imagen de las empresas cubanas.

Ofreció disculpas por las molestias ocasionadas e informó que los afectados por la cancelación de los vuelos se les reembolsará el valor total del boleto en las oficinas comerciales.

Reiteró que las recientes medidas de la Casa Blanca contra el pueblo cubano son prueba fehaciente del recrudecimiento y agresividad del bloqueo económico, comercial y financiero, sostenido por casi 60 años contra la mayor de las Antillas.

El 18 de octubre, el gobierno de Estados Unidos anunció nuevas acciones contra la isla, esta vez, relacionadas con la compra de productos con componentes norteamericanos y el arrendamiento de aeronaves y embarcaciones.

Las medidas establecidas bajo una regla final del Departamento del Comercio, transforma la política de licencias para denegar los arrendamientos de aeronaves a aerolíneas estatales cubanas.

También aclara que las aeronaves y embarcaciones no son elegibles para una excepción de licencia si son alquiladas o fletadas por un nacional del país caribeño.

Con las acciones se prohíbe la reexportación a la nación antillana de artículos extranjeros que contengan más del 10 por ciento de componentes estadounidenses.

La regulación revisa la Excepción de Licencia conocida como Apoyo al pueblo cubano, con el fin, según Washington, de prohibir ciertas donaciones al Gobierno de la isla y al Partido Comunista de Cuba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *