Pervive en Granma legado de Fidel Castro

Comparte
Fidel con Damián Alfonso/ FOTO Raúl Morales

A tres años de la desaparición física del líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, su portentoso legado pervive en llanos y montañas de la oriental provincia de Granma, donde niños, jóvenes y adultos lo mantienen vivo tanto en recuerdos como a través del actuar cotidiano.

Desde el portal de la casa o en las parcelas que aún cultiva en el poblado de Bartolomé Masó, en el serrano municipio homónimo, el combatiente Félix Pérez Gómez, quien fuera su subordinado en las filas de la columna número uno José Martí, evoca al Comandante en Jefe como al padre de Cuba.

Con voluntad y memoria envidiables a los 101 años de edad, el enérgico y jovial anciano narra cómo lo conoció en plena guerra, y revive sus conversaciones con Fidel sobre el peligro que representaban los latifundios para los pequeños campesinos, antes del triunfo del primero de enero de 1959.

Esos diálogos serían la antesala de un hecho transcendental en su vida, cuando en 1960 el propio jefe guerrillero, entonces presidente del Instituto Nacional de Reforma Agraria, le entregó el título de propiedad de su finca, acompañado de una frase que hasta hoy Pérez Gómez repite con orgullo: «Toma Félix, ahora sí eres dueño de la tierra».

Con el honor de haber sido uno de los jóvenes seleccionados en 2002 para acompañar al Comandante en Jefe en la inauguración del Programa de Introducción a la Computación en la enseñanza primaria, precisamente en Granma, el profesor Reyniel Fonseca Ramírez vive satisfecho de mantener esa conquista en las montañas del municipio de Buey Arriba.

Desde hace ocho años imparte la signatura a los 10 niños de la escuela multigrado José Rodríguez Celeiro, ubicada en la comunidad de Limones, donde con una computadora y un panel solar hace realidad la encomienda de Fidel de extender la tecnología y la informática hasta lo más intrincado de la Sierra Maestra, agregó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *