La fortuna de una fecha

Comparte

Quizás fue apresurado, parecía una locura y de hecho lo era: sacar al aire una señal de televisión desde una provincia apenas sin un respaldo tecnológico era cosa de locos, sólo que de locos románticos que también abrazaban el sueño de un pueblo.

Cada cual puso lo suyo: un pequeño local que prestó el sindicato de la salud en la calle Figueredo, equipos obsoletos de Etecsa que por la cercanía pudo enlazar la señal, todo el pequeño equipamiento de la Corresponsalía, incluido muebles, accesorios, el personal a tiempo completo y el apoyo de las principales autoridades de la provincia.

Ya era mayo, apenas unos meses después de poner en práctica el proyecto y se decidió la primera salida oficial al aire para el día 9, fecha del aniversario 75 del natalicio de la heroína Celia Sánchez Manduley, nacida en estas tierras.

Ninguna fecha pudo ser más adecuada teniendo en cuenta lo que ha pasado en el centro de televisión en los años transcurridos, cuando de verdad las personas hacen honor a quien honor merece.

Lejos se está aún de esa figura que integró en sí misma especiales cualidades como ser humano, sin embargo, y con raras excepciones he visto florecer en ese colectivo desde sus inicios, el sentimiento de unidad, el deseo de superación, la solidaridad, eso que llamamos “todos hacemos de todo” sin importar lo que nos toca, sino lo que sea mejor para la programación.

He visto crecerse aquí a mucha gente en medio de las peores dificultades, he visto verdaderos patriotas levantar la mano y ofrecer su energía y su talento a cambio de nada, he visto como se alargan hasta el infinito las horas de labor en pos de un nuevo programa o de la participación de un concurso,– en el que por cierto los ganadores sólo reciben un diploma y cuando más un feo búcaro–, he visto el dolor y el enojo cuando algo no sale bien y he visto ese casi increíble sentimiento de alegría en los ojos ajenos cuando algún compañero obtiene un triunfo.

El alimento diario es el televidente que llama, que escribe, que confía al colectivo su disgusto, inquietud o preocupación, porque esa es una gran prueba de confianza, tal y como tantas personas escribían a Celia en busca de soluciones, de ser escuchados.

Queda mucho camino por andar, cosas que celebrar, dificultades que sortear, carencias y necesidades en las que habrá que apelar al patriotismo y a la solidaridad humana, pero por fortuna algo tenemos de esa mujer invaluable que legó a los cubanos un enorme caudal de valores humanos y cuyo aniversario de nacimiento escogimos hace hoy 25 años para sacar al aire nuestra señal televisiva.

Gloria Guerrero Pereda

Realizadora y periodista de CNC TV Granma. Premio provincial por la Obra de la Vida Rubén Castillo Ramos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *