Los sueños de una colaboradora de Cuba de misión en Granada

Comparte
Yanelis, derecha, junto a hija, centro y su esposo el doctor Francisco Arias.

Ver a la hija con el uniforme azul, acompañarla y participar en las reuniones del preuniversitario constituyen hoy algunos de los sueños postergados de la enfermera Yanelis López, quien cumple misión internacionalista en Granada.

Desde septiembre de 2019, la especialista en terapia intensiva y emergencia presta sus servicios junto a su esposo en el Hospital General de St George, con la convicción altruista de contribuir al bienestar y a la vida de los más necesitados.

En su natal Bayamo, en la oriental provincia de Granma, la hija Ingrid Arias aguarda segura por los consejos, abrazos y besos de la madre y en esta fecha especial las facilidades de internet le permitieron regalarle un video con fotos y frases familiares para reafirmar su amor.

La joven Arias cursa el décimo grado en el Instituto Vocacional Silberto Álvarez Aroche y en sus palabras a Prensa Latina destacó el sacrificio de su madre, a quien calificó como heroína de estos tiempos, pues anteriormente prestó colaboración en Guyana (2012-2014).

Para López, las internacionalistas cubanas enfrentan a diario muchos desafíos y en la profesión el lenguaje del amor es uno solo, no importa la raza o el idioma, lo importante es la manera en que te manifiestas hacia los pacientes, quienes retribuyen con una sonrisa la gratitud en la atención.

En el diálogo con Prensa Latina, la también profesora asistente y técnica en Anestesia y Reanimación, elogió la enseñanza de la medicina cubana, amparada en los principios de honestidad, equidad y justicia social.

Durante el intercambio, la colaboradora cubana convocó a sus compañeras en el Día de la Enfermería el próximo 12 de mayo a inundar las redes sociales con imágenes y anécdotas relacionadas con la profesión.

Pese a la lejanía, la enfermera cubana aprovechará la video-llamada por Whatsapp con su hija para cantar felicidades al resto de las madres de la familia y las instantáneas serán testigos de la celebración.

Como muchos otros hijos de familias internacionalistas, Ingrid espera hoy por Yanelis y desde la distancia caminan juntos por la vida, orgullosa de la misión solidaria y del compromiso de su madre con la humanidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *