El Nobel de la Paz para los médicos de Cuba, ángeles guardianes

Comparte

Ángeles guardianes de la humanidad es uno de los calificativos que por estos días reciben los médicos cubanos en el portal de peticiones francés MesOpinions.com, que acoge la solicitud de entregarles el Premio Nobel de la Paz.

A una semana de incorporada a ese sitio en línea, sumó ya 669 firmas y casi 200 comentarios la campaña lanzada a finales de abril para promover el reconocimiento con el Nobel de la Paz al Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias Henry Reeve, creado en 2005.

En sus 15 años de servicio, profesionales de la salud de la isla salvaron millones de vidas en zonas de África, América Latina, el Caribe y Asia azotadas por terremotos, huracanes, inundaciones y epidemias, una labor humanitaria que en el actual contexto de la Covid-19 realizan en decenas de países, incluyendo por primera vez de Europa Occidental.

Los agradecimientos y el destaque de la labor de las brigadas de galenos cubanos pueden leerse en francés, inglés, español, portugués y otros idiomas en MesOpinions.com, portal al que fue incorporada la petición por la plataforma activada en Francia, la cual respaldan más de 40 organizaciones europeas y de otras partes del planeta.

«Porque en el campo de la salud son los mejores del mundo y ayudan a las personas sin importar la política», «Desde años Cuba forma médicos que luego están en la primera línea en catástrofes por todo el globo, no sería otra cosa que hacer justicia» y «Por su coraje en la lucha contra la pandemia y porque salvan vidas por todo el mundo», son algunos de los argumentos.

Para una internauta, el apoyo a la petición del Nobel de la Paz para el Contingente Henry Reeve responde a que «cuando alguien deja su casa, su familia y su país para ayudar a otras personas, aún a expensas de poder perder su vida, merece todo el reconocimiento de la humanidad. Eso es sacrificio, es solidaridad, es altruismo».

Abundan en MesOpinions.com las condenas al bloqueo impuesto por Estados Unidos a la mayor de las Antillas desde hace 60 años y las exaltaciones al hecho de que el cerco no ha frenado la solidaridad del país caribeño.

«Admiro a ese pueblo corajudo, que pese al terrible bloqueo envía por todo el mundo a sus brigadas de solidaridad. Es vergonzoso que los países que se dicen democráticos permitan esta situación contra un pueblo magnifico, que solo quiere vivir según sus convicciones», escribió uno de los firmantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *