Especialista granmense asiste a sus pacientes desde el aislamiento social

Comparte

El sistema de salud cubano se nutre de hombres y mujeres consagrados a su profesión quienes rebasan cualquier adversidad por el bien de sus pacientes.

En la ciudad de Bayamo el doctor Adolfo Luis Malcon es un ejemplo de ello. Este galeno, pese a padecer una enfermedad que lo pone en riesgo ante la covid 19, no desprotege a quienes necesitan sus consultas.

Su jornada laboral inicia con una llamada telefónica que le hacen desde un medio masivo de comunicación. Por muchos años el especialista de primer grado en ginecostetricia ha sido parte de proyectos radiales para llevar salud a la comunidad, pero nunca lo había hecho fuera de micrófonos.

Hoy la radio vuelve a convocarlo y desde la intimidad de su hogar el programa Permíteme de CMKX, emisora provincial de Granma, le enlaza la consulta con decenas de mujeres vía telefónica.
“Muchas mujeres llaman a la radio y dejan su número telefónico y entonces yo les devuelvo la llamada para hacerles la consulta. Más bien es una forma de orientar a las pacientes no necesariamente con tratamientos alopáticos, pero si con tratamientos terapéuticos y alternativos”

Aunque desde la distancia no puede emitir una receta médica, si ofrece consejos ginecológicos, guía autoexámenes para detectar a tiempo enfermedades femeninas y hasta ofrece apoyo sicológico. Así completa ese acompañamiento que tanto necesita el enfermo.

A su voluntad de hacer por la calidad de vida de las pacientes se suma su esposa Lilian Lores. Ella licenciada en cultura física se involucra en la tarea con ejercicios que tonifican al cuerpo y otros que incluso previenen enfermedades.

De ambos va aprendiendo Adolfo Gabriel, el pequeño pupilo de casa que en la ingenuidad de sus escasos 6 años ya sabe valorar la vida en colectivo. En este periodo de aislamiento social el niño aprendió trucos de magia, incrementó sus conocimientos en manualidades y ya sabe componer palabras. Ante nuestra presencia formó la frase “Quédate en Casa”, una expresión que ve repetida en los mensajes cotidianos de su entorno y que ya hizo suya.

Al final de cada día Adolfito ha sacado nuevas enseñanzas, Lili ha canalizado energía a miles de radio escuchas y Malcón ha vencido su propia batalla por la vida, la suya y la de sus pacientes, una dicha que no quita ningún virus coronado en el mundo.

Katiuska León Borrero

Periodista y conductora de programas informativos y variados en CNC TV. Licenciada en Comunicación Social por Universidad de Oriente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *