Cuba comenzará regreso a la normalidad de manera escalonada y asimétrica

Comparte
El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, afirmó hoy que la isla comenzará una etapa de regreso a la normalidad de manera escalonada y asimétrica (no por igual en cada provincia o municipio), teniendo en cuenta los avances en el combate a la Covid-19.

La estrategia tiene en cuenta las diferencias en la situación epidemiológica en cada territorio, y el retorno progresivo de la actividad económica observando los indicadores de salud, por lo que algunas provincias, como La Habana, podrían demorar más en entrar en las etapas establecidas en el plan, señaló.

El jefe de Estado explicó que el país ha ido disminuyendo los nuevos casos positivos por día y los ingresados, como consecuencia de las medidas adoptadas y la aplicación de la ciencia en la atención a los enfermos y sus contactos, por lo que en los últimos 12 días solo ha tenido que lamentar un fallecido.

La estrategia en cuestión tendrá dos fases iniciales; en la primera de las cuales se adoptarán medidas para la recuperación post Covid-19, y la segunda estará dirigida al fortalecimiento económico de la nación para enfrentar la crisis prolongada que se producirá a nivel global.

Los casos no irán a cero de inmediato, dijo, y alertó incluso que de acuerdo con modelos de pronóstico pudiera ocurrir un primer rebrote de la enfermedad en el período comprendido entre septiembre y diciembre.


Sin embargo, apuntó, Cuba tiene la capacidad y experiencia para tratar de evitar esa eventualidad y controlar la situación en caso de producirse.

Recordó que en las últimas décadas la isla ha logrado eliminar 14 enfermedades infecciosas y atenuar significativamente el impacto otras nueve, y aseguró que se trabaja intensamente para evitar que esta enfermedad, que hoy afecta a 185 países de orbe, se convierta en una endemia en Cuba.

Informó, asimismo, que en estas fases se mantendrán algunas de las 500 medidas implementadas para contener y derrotar la pandemia, y algunas de ellas permanecerán por su probada eficacia para proteger a la población y a la economía del impacto de eventos climatológicos que azotan frecuentemente a la isla y las emergencias sanitarias.

Llamó a la población, instituciones, centros laborales, a mantener las medidas higiénico sanitarias orientadas, que incluyen el uso obligatorio del nasobuco (mascarilla facial) y evitar aglomeraciones, sobre todo en lugares cerrados.

Señaló que se mantienen regulaciones en el transporte, el tratamiento especial para las familias más vulnerables, y las normas de distanciamiento físico.

El país, dijo, trabaja por incrementar y perfeccionar el servicio de entrega de compras de productos básicos a domicilio y el comercio electrónico, al que se harán ajuste para tener en el futuro un fuerte sistema de comercio electrónico, y se fortalecerá el comercio interior con un grupo de medidas.

Afirmó que se potenciarán las nuevas producciones surgidas de la necesidad ante la pandemia, se aprovecharán oportunidades abiertas para la exportación de servicios médicos y medicamentos, y se perfeccionará acopio de productos básicos.

Aseguró que se valoran los resultados de las medidas implementadas para incluir esas experiencias en los planes de enfrentamiento a futuros eventos climatológicos y sanitarios.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *