ahsLa necesidad de más promoción, crítica cultural, calidad y motivación de los miembros, sumar a otros con una obra destacada y multiplicar la participación en lugares públicos, conscientes del permanente reto de constituir la vanguardia artística de los jóvenes, fueron algunos de los temas debatidos con más fuerza en la asamblea provincial de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), celebrada este ocho de septiembre en el salón Ágora, del teatro Bayamo.

El momento fue propicio para elegir como nuevo presidente de la organización en Granma a Henry William Martínez y como vicepresidentes a Yoiner Díaz Rodríguez y Lisbet González.

Martínez, oriundo de Media Luna, manifestó el imperativo de fortalecer la asociación, “lograr que cumpla, en mayor medida, las expectativas de los asociados, justificar menos y resolver más, idear proyectos con calidad y capaces de generar apoyo. Solo así podremos lograr más motivación”.

Díaz Rodríguez, de la sección de literatura, crítica e investigación, resaltó la necesidad de aumentar la promoción, la autonomía de las filiales y las facilidades para participar en concursos. Precisó: “Estos no deben ser tiempos de personas en cargos de dirección de instituciones culturales con pensamientos dogmáticos, sensores víctimas del miedo, la intolerancia y la falta de afinidad por el arte. La filosofía del avestruz nunca será una buena opción”, concluyó.

Otros mencionaron la importancia de mejorar el trabajo en el Centro del libro y estrechar los vínculos con escuelas, relacionadas con la formación artística, por las potenciales de sus alumnos como posibles integrantes de la AHS y “cuanto puede nutrirnos la retroalimentación con ellos”. Además, refirieron lo favorable de incrementar el acceso de los asociados a Internet, “indispensable para superarnos, divulgar obras y conocer más convocatorias”.

Rubiel García González, presidente nacional de la organización, apuntó la importancia de “mirarnos por dentro y emplear mejor los espacios disponibles e incrementarlos, llegar con más frecuencia a las universidades. La AHS es un ente vivo, que debe mantener la capacidad de parecerse a cada generación, con selectividad en el ingreso.”

La espada ceremonial, utilizada por el Padre de la Patria, Carlos Manuel de Céspedes, presidía el lugar. Los presentes escuchaban con atención. Algunos alzaban la mano y, luego, iban hacia el micrófono. Hablaban con la pasión de quienes se saben protagonistas en la Cuba de hoy.

Sonia Virgen Pérez Mojena, primera secretaria del Partido en la provincia, señaló: “Es un privilegio tener jóvenes creadores que contribuyan a transformar espacios y a fortalecer la ideología de la revolución. Les pido mantener el diálogo, más allá de reuniones, para encontrar soluciones entre todos. Necesitamos de ustedes para llevar la provincia a planos superiores”.

Fernando Rojas, viceministro de Cultura, dijo que se deben resolver las dificultades en el Centro del libro para favorecer la publicación de obras de escritores de la provincia. “Se necesita más crítica y llamar los problemas por su nombre, para resolverlos con más prontitud”.

Sara Blanco, jefa del departamento ideológico del Partido, exhortó a hacer más y mejor, pues “el reto crece cada día en el contexto cultural”.

Casi al final, se reconoció a Dairon Fonseca por sus años frente a la AHS en Granma y a otras personas con una labor destacada en la organización.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × tres =