Foto: Luis Carlos Palacios
Foto: Luis Carlos Palacios

A partir de la convocatoria al Séptimo Congreso del Partido Comunista de Cuba, que tendrá lugar en abril del 2016, se desarrolla todo un proceso de evaluación desde la base de cómo se cumplen los acuerdos del Sexto Congreso concentrados en lo esencial en los Lineamientos y los acuerdos de la Primera Conferencia.

Así lo evaluó la militancia en reuniones profundas donde además del objeto social del colectivo discutieron temas  de elevada trascendencia como lo es el enfrentamiento a la indisciplina social, el delito y las ilegalidades.

Claro, además  un asunto puntual como lo es la atención a la juventud, su formación y la consolidación de los valores que garanticen el relevo de la sociedad cubana, sus principios e identidad.

En contacto con los trabajadores se propusieron asuntos y temas que fueron llevadas a estas evaluaciones políticas.

Devino luego el proceso de balance de los comités municipales del Partido.

Igualmente fueron seleccionados contenidos que atañen a las características del desarrollo territorial, y se llegó hasta las comunidades, barrios, a los colectivos laborales se recogieron  propuestas y opiniones, para conformar un estudio que sería entonces sometido a consideración de los delegados, que concurrirían a la Asamblea municipal.

Estos delegados fueron propuestos en las organizaciones de base del Partido.

Las asambleas municipales entonces propusieron y eligieron con el voto directo y secreto a los delegados a la Asamblea provincial del Partido, así como a los candidatos a miembros del Comité provincial.

Lo más sobresaliente de este período ha sido la participación de los trabajadores, de los jóvenes, del pueblo en general en el aporte de temas, conceptos y valoraciones que han enriquecido el informe que será presentado a la Asamblea provincial del Partido de este 4 de diciembre.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − once =