recuperacion-caneraTierras, que por más de una década estuvieron cubiertas de marabú, fueron rescatadas para la producción cañera por los miembros del pelotón Paquito Rosales, quienes ya le ganaron más de 150 hectáreas a la mala hierba.

El área pertenece a la Unidad Básica de Producción Cooperativa Aguacate, aledaña al central Grito de Yara, en el municipio granmense de Río Cauto.

Estos terrenos fueron roturados por 40 trabajadores con norma de un cordel diario, explicó a este sitio digital, Humberto Hernández, jefe de recursos humanos de la mencionada base productiva.

El programa de desmonte de marabú, además de sumar nuevos terrenos a la producción cañera, deviene fuente de empleo para cerca de 20 habitantes de este poblado oriental que hubieran quedado disponibles y ahora se emplearán en la siembra de caña, destacó.

Ahora los miembros del pelotón prosiguen a la par el alistamiento de los suelos para la siembra mediante la roturación de los suelos.

José González Aliaga, jefe del pelotón, precisó que la preparación de tierra avanza con la nueva modalidad de surca a base ancha para elevar el rendimiento por hectárea.

Acá el plan de desmonte supera las 300 hectáreas, entre este año y el próximo, aunque la voluntad es apretar el paso para completarlo antes de que concluya el 2016, a fin de contribuir a que Granma disponga de mayor materia prima en zafras venideras.

 

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + 20 =