Olevis, un poco tímida, comenta a nuestro equipo sentirse segura y cuidada aquí. / Foto: Captura de video
Olevis, un poco tímida, comenta a nuestro equipo sentirse segura y cuidada aquí. / Foto: Captura de video

Olevis Zamora es una joven de 28 años que recibe atenciones especiales en la escuela EPEF Simón Bolívar de Bayamo. Ella y sus cinco hijos, incluyendo una pequeña recién nacida, provienen del Lirial, comunidad perteneciente al consejo Popular Molino Rojo en la capital granmense. Ante la amenaza del huracán Matthew su familia se protege en este centro educacional.

Olevis, un poco tímida, comenta a nuestro equipo sentirse segura y cuidada aquí (en la escuela), mejor que en su casa que no tiene las condiciones ante este tipo de situación.

Al igual que Olevis, cerca de trescientas personas de las comunidades de Mabay, Julia, El Horno y Molino Rojo, todas pertenecientes a Bayamo, reciben las atenciones previstas para la actual situación meteorológica.

Kenia Fernández, pobladora de la barriada de Flora, en el Consejo Popular Molino Rojo, declaró: “nos sentimos bien, de lo mejor, nos están tratando de lo mejor, perfecto…”

Mientas su compañera de cuatro, Magalis Leyva afirma: “hasta ahora nos han dado buena atención, a los niños principalmente, a los ancianos, a todos en general.”

También en la escuela especial Ernesto Che Guevara de la Ciudad Monumento se encuentran protegidas 85 personas de Río Cauto y sitios de la periferia de Bayamo, que son zonas proclives a inundaciones.

En Bayamo hasta el momento 25 instalaciones educativas acogen unas cuatro mil personas protegidas. En tanto cerca de 23 mil se alojan en casas seguras cumpliendo las orientaciones de la Defensa Civil para evitar pérdidas de vidas humanas.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 4 =