ludin
Fotos: Armando Contreras Tamayo.

Una reverencia a la ciudad de Bayamo, devino la inauguración, este lunes,  de la  XXIV edición del Crisol de la Nacionalidad Cubana, el evento teórico de la Fiesta de la Cubanía.

Al intervenir en el  panel inaugural Aniversario 80 de la declaración de Bayamo como Ciudad Monumento Nacional, el Máster Ludin Fonseca, Historiador de Bayamo, resaltó que el centro histórico urbano de la antigua villa de San Salvador, segunda fundada en Cuba por los colonialistas españoles, durante más de cinco siglos ha sido espacio de sucesos que definen la formación de la nacionalidad cubana.

Por ello no es casual que el 2 de enero de 1936 se conceda a la urbe el título de Monumento Nacional, el cual fue ratificado el 12 de enero de 1978.

Antes solo se había concedido esa distinción al poblado de Mantua, en reconocimiento a su protagonismo en la lucha por la independencia, fundamentalmente por la conclusión de la invasión mambisa, recordó.

No obstante en la distinción de  Mantua y Bayamo hay grandes diferencias.

La primera lo alcanzó por el reconocimiento en la lucha por la independencia, en tanto en Bayamo se conjugan los aportes al proceso formativo nacional y los valores patrimoniales de una ciudad que nació de sus cenizas cuando se pueblo prefirió quemarla antes que dejarla caer en manos enemigas.

Otro de los panelistas, el investigador y arquitecto Rafael Rodríguez, significó que fue Bayamo la primera ciudad liberada por los insurrectos mambises, donde se estableció el Gobierno en Armas, y  donde se cantó el Himno Nacional, y también la primera en ser reducida a cenizas por su propio pueblo.

Asimismo resaltó que la urbe tiene entre sus méritos la conservación y protección del patrimonio construido, una tarea que se tornó casi titánica después de 1869, cuando el 86 por ciento de las construcciones perecieron con el fuego.

No obstante, con los años,  la ciudad se fue desarrollando, creciendo desde el punto de vista urbanístico y socioeconómico, comentó.

Es preciso, dijo,  que los atributos que por años han llevado a esta ciudad  a ser única en la fisonomía nacional, no se pongan  en riesgo con la indolencia, las malas prácticas y la irresponsabilidad.

Estuvieron presentes en la inauguración del “Crisol”, entre otros, Federico Hernández, miembro del Comité Central y primer secretario del Partido en Granma, y René González Barrios, presidente del Instituto de Historia de Cuba.

Hasta el 19 próximo se extenderá este evento científico que reúne a investigadores de varias provincias del país así como especialistas de Guatemala y República Dominicana, quienes debatirán sobre la construcción del ser cubano y sus relaciones con el Caribe, entre otros temas de interés.

crisolpublico

 

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece + 2 =