• El as de los Alazanes Lázaro Blanco fue el lanzador abridor más destacado
Lázaro Blanco, lanzador por el equipo de los Alazanes de Granma, de Cuba, en el juego frente a los Tigres de Licey, de República Dominicana, en el inicio de la LIX Serie del Caribe de Béisbol 2017, en el estadio de los Tomateros de Culiacán, en el estado Sinaloa, en México, el 1 de febrero de 2017.  ACN   Ricardo LÓPEZ HEVIA/Periódico Granma/sdl
Lázaro Blanco, lanzador por el equipo de los Alazanes de Granma, de Cuba, en el juego frente a los Tigres de Licey, de República Dominicana, en el inicio de la LIX Serie del Caribe de Béisbol 2017, en el estadio de los Tomateros de Culiacán, en el estado Sinaloa, en México, el 1 de febrero de 2017. ACN Ricardo LÓPEZ HEVIA/Periódico Granma/sdl

Culiacán, México, 8 feb (PL) Al poco rato de consumarse la coronación de los boricuas Criollos de Caguas, los organizadores de la Serie del Caribe de béisbol de Culiacán-2017 revelaron el equipo Todos Estrella del tradicional certamen, fundado en La Habana-1949.

A excepción de los dominicanos Tigres del Licey, todos los conjuntos involucrados en la edición 59 de la cita regional incluyeron jugadores en el equipo ideal.

El mejor receptor de la justa fue Sebastián Valle, de los subcampeones Águilas de Mexicali, mientras William Saavedra y Carlos Benítez, ambos de los cubanos Alazanes de Granma, recibieron la distinción de jugadores más destacados de primera y segunda bases.

Freddy Galvis, de los venezolanos Águilas del Zulia, se llevó el premio de mejor torpedero, y David Vidal, de los Criollos monarcas, ganó los trofeos de tercera base ideal y Jugador Más Valioso del torneo.

Los jardines fueron dominados exclusivamente por Mexicali, con los nombramientos de los estadounidenses Jason Bourgeois (LF) y Chris Robertson (CF) y el cubano Ronnie Mustelier (RF).

El as de los Alazanes Lázaro Blanco fue el lanzador abridor más destacado; el taponero estrella de Mexicali, el estadounidense Jake Sánchez, se apoderó de la placa entre los relevistas; mientras Iván de Jesús, del Caguas, fue escogido como mejor bateador designado.

Con una actuación soberana de sus lanzadores, los Criollos conquistaron el título de la Serie del Caribe, con triunfo 1-0 sobre los Águilas de Mexicali.

Diez arduas entradas tuvieron que batallar los puertorriqueños para exorcizar sus demonios y subir al trono de la competición por primera vez desde el año 2000, cuando los Cangrejeros de Santurce alzaron el trofeo.

De estar al borde de la eliminación, los Criollos pasaron a dar la gran sorpresa del torneo, tras eliminar en semifinales a Venezuela y a México en el duelo por la corona.

Este representó el decimoquinto cetro de los clubes boricuas en la pequeña Serie Mundial Latinoamericana, y el cuarto del Caguas, tras los conseguidos en 1954, 1974 y 1987.

 

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × cinco =