Allí solo se habla de compromiso y deseos de hacer; una fórmula que ha devenido fuerza contraria a los problemas y mantenido al central Enidio Díaz Machado, del municipio granmense de Campechuela, entre los más estables y eficientes de la zafra en el país, en la última década.

Este ingenio está en condiciones de completar en los próximos días las más de 30 mil toneladas del crudo pactadas para la actual campaña, resultado que lo ubicará, en la senda de los cumplidores,  por onceno año consecutivo.

Tras 132 días de zafra, la fábrica ha producido 28 mil 300 toneladas de azúcar, y cumple varios parámetros de eficiencia.

En ello tiene mucho que ver la destreza de Benito Arias, quien es director del central desde hace unos 15 años, pero estableció una relación afectiva con el Enidio desde 1978, cuando comenzó su vida laboral en la fábrica, como ayudante de tornero, y luego rotó por casi todas las áreas del ingenio.

Esa experiencia le permite asegurar, con sano orgullo, que de las particularidades de la fábrica no se le puede hacer ningún cuento. Sin dudas, la certera dirección de Benito mucho ha influido en la estabilidad de este central icónico de la provincia de Granma, que “le ha cogido el paso a la zafra azucarera”, aun cuando este territorio oriental lleva varios años en la retaguardia de esa actividad en el país.

El Enidio se reafirma en la senda de los cumplidores y asegura que puede ir por más.

Benito Arias, director del Central azucarero./Captura de pantalla.

Así lo confirma el ingeniero Santos Machado Yero, jefe de la sala de análisis de la citada industria, quien explicó que la fábrica está en óptimas condiciones, tanto es así que se cumple la producción de azúcar al 100 por ciento, así como otros parámetros de eficiencia, entre ellos el rendimiento al 107 por ciento, y el recobrado al 100 por ciento.

También la fábrica mantiene altos estándares de eficiencia,  basados en un rendimiento industrial que  asciende a 12, y el sobrecumplimiento de otros indicadores de producción, entre ellos la generación de energía”, destacó Benito Arias.

Sin ceder espacio al cansancio

Cuando el almanaque anuncia casi el cierre de la zafra azucarera 2016-2017, los trabajadores del Enidio apuran el paso no solo para cumplir y hacerlo en tiempo, sino para aportar toneladas por encima de su cuota al resultado provincial.

Y es que este colectivo ha demostrado que pese a las adversidades climáticas, y los desajustes que puedan surgir en la cadena productiva, se pueden incrementar los volúmenes del crudo si se inyectan dosis de rigor y exigencia tanto en la industria como en los campos.

“Concedemos especial atención a la programación de la caña, y luego cuando se corta y llega al central la meta es sacarle, a esta, el máximo de azúcar posible”, comentó Benito Arias.

“Los trabajadores están conscientes de que mientras más azúcar se produzca, más generoso será el salario, de ahí que se preocupen y ocupen de mantener la molida estable y eficiente”.

Este central vuelve a convertirse en motor importante para la zafra en la provincia de Granma.

“El ingenio está en buenas condiciones. Es cierto que nos ha faltado el nivel de caña pero se está haciendo un esfuerzo grande y hoy recibimos materia prima de las UEB Arquímides Colina, Bartolomé Masó, Grito de Yara y Roberto Ramírez, es decir está funcionando la vinculación de todos los centrales de la provincia en función del cumplimiento de Enidio y del resultado integral de Granma”.

“El secreto de Enidio es que tratamos de cumplir todas las etapas programadas por Azcuba, desde la discusión del plan de reparación, la ejecución del mantenimiento,  y luego aplicar siempre la premisa de arrancar con antelación”, agregó Benito.

Dicho así pudiera parecer fácil, pero no lo es. Su estabilidad también obedece a la fuerte tradición azucarera que existe en esta región costera y del empeño de sus trabajadores por cumplir la palabra empeñada y multiplicar la producción de ese renglón tan necesario para la economía del país.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × uno =