El presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Foto: Archivo.

Washington, 6 abr (PL) Estados Unidos lanzó hoy aproximadamente 50 misiles de crucero contra un objetivo de Siria, poco después que un reporte dio cuenta que el presidente Donald Trump consideraba una acción militar en la nación árabe.

El diario The New York Times citó a fuentes castrenses según las cuales decenas de misiles Tomahawk fueron disparados contra una base aérea en Siria, en represalia contra un alegado uso de armas químicas esta semana en la provincia de Idleb.

Pese a que hay investigaciones en curso sobre el ataque del pasado 4 de abril y aún no se tienen resultados de esas pesquisas, tanto Trump como su secretario de Estado, Rex Tillerson, se apresuraron en responsabilizar al mandatario sirio, Bashar al-Assad, por lo sucedido.

Los misiles, lanzados desde dos destructores de la Armada en el Mediterráneo oriental, tenían como objetivo una base aérea llamada Shayrat, en la provincia de Homs.

Según The Washington Post, la decisión de lanzar los ataques sigue a 48 horas de intensas deliberaciones de funcionarios estadounidenses.

Tal hecho, advirtió la publicación, representa una ruptura significativa con la reticencia de la administración anterior a entrar militarmente en la guerra siria, al tiempo que desvía el foco de la campaña contra el grupo terrorista autodenominado Estado islámico.

De acuerdo con el Post, el asalto agrega una nueva complejidad al conflicto prolongado de ese país, donde hay muchos combatientes enfocados en combatir contra la agrupación extremista, la cual, tras más de dos años de ataques estadounidenses y aliados, sigue siendo una fuerza potente.

Se espera que esta noche Trump ofrezca una alocución sobre estos hechos, mientras se encuentra en el sureño estado de Florida para una reunión con el presidente chino, Xi Jinping.

Este jueves el senador republicano Rand Paul recordó que una acción militar en Siria necesitaba ser aprobada por el Congreso.

De acuerdo con el legislador, para ir a la guerra es preciso decidir si será mejor o peor y si se va a mejorar la seguridad nacional. ‘¿Estamos amenazados actualmente por Siria?’, cuestionó.

Otro miembro del partido rojo, el representante Thomas Massie, expresó sus dudas ayer de que Al-Assad sea responsable por lo sucedido y advirtió que la intervención estadounidense agravaría la situación en la nación árabe.

El ataque contra la base aérea de Siria ocurre en la misma jornada que el viceprimer ministro y canciller de Siria, Walid al-Moallem, reiteró que su Gobierno rechaza categóricamente el uso de armamento químico en Idleb y denunció que tales hechos forman parte de una campaña manipulada y falsa.

Lo sucedido en Khan Sheikhoun, en el sur de Idleb, forma parte de una vasta campaña internacional promovida por quienes apadrinan a los grupos terroristas, cuestión que Siria ha denunciado de manera reiterada, sostuvo.

Trump justifica ataque en Siria con argumento de «interés nacional»

La Casa Blanca invoca hoy el artículo dos de la Constitución estadounidense como justificación legal para su lanzamiento de misiles contra Siria, cuando algunos legisladores señalan que la acción se produjo sin consentimiento del Congreso.

De acuerdo con el diario The Washington Post, tuvo acceso a notas internas distribuidas anoche a las agencias gubernamentales norteamericanas en las que se afirma que el presidente Donald Trump tiene el poder de defender el interés nacional de Estados Unidos, como establece esa parte de la carta magna.

En este caso, el interés nacional del país se describe como «promover la estabilidad regional, que está amenazada por el uso de armas químicas».

Según la administración, este argumento es similar al empleado en 2011 por el Gobierno de Barack Obama para usar la fuerza en Libia.

No es necesaria la autorización del Congreso, indicó el documento distribuido a las entidades federales.

El texto indicó que los misiles lanzados contra una base aérea de la nación árabe respondieron a varios factores, «incluyendo la promoción de la estabilidad regional, desalentar el uso de armas químicas y proteger a la población civil de las atrocidades humanitarias».

Durante los pronunciamientos iniciales sobre el ataque, el ejecutivo estadounidense no explicó en qué sustento legal se había basado Trump para llevar a cabo el asalto.

El Pentágono informó en un comunicado que bajo las órdenes del mandatario lanzaron misiles de crucero contra el aeródromo Shayrat de la Fuerza Aérea Siria el jueves a las 20:40, hora local de Washington (4:40 del viernes en el país árabe).

Para la operación se utilizaron 59 misiles Tomahawk Land Attack lanzados desde los destructores USS Porter y USS Ross en el mar Mediterráneo Oriental.

El Departamento de Defensa dijo que el lanzamiento apuntó a refugios de aviones endurecidos, almacenamiento de petróleo y logística, búnkeres de provisión de municiones, sistemas de defensa aérea y radares.

Agregó que las fuerzas de Rusia fueron notificadas con anticipación y que los planificadores militares estadounidenses tomaron precauciones para minimizar el riesgo para el personal ruso o sirio ubicado en el aeródromo.

La supuesta causa del asalto fue un presunto ataque con armas químicas ocurrido esta semana en la provincia de Idleb, del que Trump responsabilizó al presidente sirio, Bashar al-Assad, aunque Damasco ha negado poseer ese tipo de armamento y aún no concluyen las investigaciones sobre lo sucedido.

El viceprimer ministro y canciller de Siria, Walid al-Moallem, reiteró que su Gobierno rechaza categóricamente el empleo de armas químicas y denunció que tales hechos forman parte de una campaña manipulada y falsa.

Resumen de lo sucedido

  • Las autoridades estadounidenses han lanzado 59 misiles de crucero tipo Tomahawk en torno a las 4.40 horas de este viernes hora local siria.
  • El ataque ha sido llevado a cabo desde dos destructores, el USS Porter y el USS Ross, que se encuentran en el Mediterráneo.
  • Los misiles de crucero iban dirigidos contra la base aérea del Ejército sirio de Shayrat, en la provincia de Homs.
  • El bombardeo de Washington ha provocado graves daños materiales a la base aérea siria, según ha señalado el Ejército de Damasco.
  • Seis militares sirios han perdido la vida tras el ataque, según el Estado Mayor sirio.
  • El ataque ha tenido como objetivo la instalación militar desde la que, según estimaciones de la Casa Blanca, las fuerzas del Gobierno sirio llevaron a cabo el ataque químico contra la localidad de Jan Sheijun, en la provincia de Idlib.
  • El ataque fue autorizado por el presidente Donald Trump, quien ha invitado a todas “las naciones civilizadas” a unirse a EE.UU para “terminar con la matanza” en Siria.
  • Según el canal de televisión Al Mayadeen, los militares sirios lograron evacuar la mayor parte de sus aeronaves antes del ataque de EE.UU., mientras que unos vehículos militares que quedaban en la base fueron dañados.
Así quedó la base siria luego del ataque de Estados Unidos. Foto: @arabthomness/ Twitter.
Así quedó la base siria luego del ataque de Estados Unidos. Foto: @arabthomness/ Twitter.
Así quedó la base siria luego del ataque de Estados Unidos. Foto: @arabthomness/ Twitter.

 

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + dos =