Con el compromiso de elevar sus resultados, trabajadores del Banco Popular de Ahorro de Granma firmaron su compromiso de trabajo para el presente año y el código de ética, en el cementerio Santa Ifigenia, donde reposan los restos de grandes héroes de la nación.

Yisel Ladrón de Guevara, especialista en seguridad informática de la dirección provincial, declaró que primero depositaron flores ante la piedra donde están las cenizas de Fidel Castro y visitaron el mausoleo a José Martí, Héroe Nacional y Apóstol de la Independencia.

Según precisó, firmaron los dos documentos en el panteón al patriota bayamés, Carlos Manuel de Céspedes, iniciador de las guerras por la libertad en Cuba, primer Presidente de la República en Armas y considerado el Padre de la Patria.

La carismática joven aseguró que no le gustan los cementerios, pero la visita a Santa Ifigenia era para ella una necesidad por su amor a Fidel, Martí y Céspedes, referentes como revolucionarios y seres humanos

Expresó que visitar ese lugar la hizo recordar la noche del 25 de noviembre, cuando supo la triste noticia del fallecimiento del Comandante en Jefe, y ahora, cerca de sus cenizas, sintió dolor, tristeza, cariño, admiración…, una mezcla de sentimientos y sensaciones.

Solo me resta luchar por mantener vivo su legado y hacer todo cuanto pueda para que quienes no vivieron su época, como mi niño, conozcan su obra y lo quieran tanto como yo, agregó.

Héctor Ricardo Paneque Arias, jefe del departamento de Cuadros del Banco Popular de Ahorro, dijo que ante las cenizas de Fidel todos estaban en silencio, como impactados, y sintieron con más fuerza la luz de él, Martí, Céspedes y otros, quienes alumbran el camino de los cubanos.

Añadió que Santa Ifigenia era uno de los mejores sitios para firmar el compromiso de seguir cumpliendo cada tarea y mantener la ética enseñada por esos héroes, y decirles: Seguimos cabalgando con la frente el alto.

El grupo, integrado por miembros del Consejo de Dirección, jefes de departamentos y una representación del núcleo del Partido, la Unión de Jóvenes Comunistas y el Sindicato, también llegó a otros lugares de significación histórica, en Santiago de Cuba, como el Museo de la Lucha Clandestina.

Decenas de personas de Granma visitan cada mes el cementerio Santa Ifigenia, para demostrar su amor y fidelidad al Comandante en Jefe y a los demás héroes que descansan en ese sitio sagrado de la Patria.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve + ocho =