Imposible es olvidar a esa mujer nacida en el Oriente de Cuba el 9 de mayo de 1920, en un pueblo de cañaverales, polvoriento, donde los campesinos y las mujeres perdieron la esperanza del tiempo de zafra y apostaron por empuñar fusiles o enviar medicamentos, ropas y alimentos a quienes pelearon por la libertad.

Y era Celia la principal organizadora de esos envíos, y mucho antes, de aunar esfuerzos y voluntades para recibir a los expedicionarios del Granma, de distraer a la soldadesca  furiosa y sedienta de sangre, de designar un botiquín aquí, una casa de sangre allá, un pozo para escondite, una flor para enmascarar el mensaje oportuno hasta la médula de la serranía.

De ella y su grandeza humana pudiéramos hablar por largo tiempo, leer, comentar sus anécdotas, acercarnos a su biografía, nada estaría concluso, siempre aparece una página sorprendente, un nuevo episodio que nos sonroja, nos enorgullece.

Para acercarnos a ella, en Bayamo,  Ventana Sur, la Oficina de Comunicación Cultural de la Dirección  Provincial de Cultura en Granma, nos propone un conversatorio fílmico en torno al documental Celia, la más hermosa flor, el próximo miércoles 10 de mayo a las dos de la tarde.

El material fílmico fue realizado por Mundo Latino en el 2015, grabado íntegramente en los lugares donde vivió y luchó  la heroína de la Sierra y el llano; Pilón, Media Luna, Manzanillo; además de la ciudad de Bayamo.

La figura de Celia es encarnada por la bayamesa Lucy Milanés García, relacionista pública del Centro de Comunicación Cultural Ventana Sur. Maestra de profesión, quien siempre lleva una actriz dentro, confiesa que hacer de Celia es un sueño hecho realidad, y lo hizo con verdadera pasión.

De la mirada escrutadora y las manos mágicas del estilista Osvaldo Gueits Bringuez sale la caracterización del personaje adulto de Celia, esa que da los matices de fuerza y ternura, decisión y cariño, arrojo y apasionamiento.

Una hermosa canción, titulada como el documental, acompaña la banda sonora. De la autoría del compositor e interprete Teniente Rey, el que se hace acompañar por la dulce voz de Lisandra, hoy integrante del cuarteto Canelas.

Celia, la más hermosa flor, cuenta no solo la vida guerrillera y de combatiente clandestina de la muchacha media lunera, también aborda la niñez llena del cariño familiar, especialmente el paterno, del doctor Manuel Sánchez Silveira, quién sembró en Celia y el resto de sus  hijas la sencillez y el sentido del deber cívico.

Travesuras infantiles, primeros amores, aprendizajes y  desazones en la vida de Celia quedan plasmados entre dramatizaciones, fotografías y entrevistas, sintetizadas con la magistralidad del director-editor Ariel Prieto Solís-Cuba de los Estudios Mundo Latino, dejándonos la necesidad de ir en busca de más historias, de conocer a fondo sobre aquella muchacha menuda y firme que para nosotros es inolvidable.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho + cinco =