Foto: Marisela Presa

Especialistas de la Unidad provincial de Tránsito en Granma convocaron a conductores de vehículos del sector de la Construcción a elevar la disciplina vial y contribuir a reducir la accidentalidad.

Como parte de la 55 Jornada Nacional del Tránsito, en Bayamo y Manzanillo, se realizaron sendos intercambios con estos choferes, conductores de vehículos de gran porte, que recorren los municipios granmenses, así como las vías de otras provincias orientales.

A partir del elevado parque vehicular que dispone el Sector de la Construcción en Granma, se desarrolló el intercambio, sobre temas medulares en la vía, como las consecuencias que generan el exceso de velocidad y la ingestión de bebidas alcohólicas, indisciplinas, que están entre las principales causas de la ocurrencia de accidentes de tránsito.

El primer Teniente Ernesto González Rodríguez, Primer Oficial de la Unidad provincial de Tránsito subrayó que Granma se registra un alza de los indicadores de accidentalidad durante el primer cuatrimestre de este año.

En el período han ocurrido 132 accidentes con 14 fallecidos y 230 lesionados, por lo que se exige mayor respeto a lo que prescribe la Ley 109, Código de Vialidad.

Expuso el especialista, que en las vías de los municipios de Bayamo, Manzanillo, Río Cauto, Guisa y Yara, se registran el mayor número de accidentes, y que el horario más peligroso, está comprendido entre las siete y 30 de la mañana y las nueve de la noche, con mayor participación de autos, camiones, motos y ómnibus en esos hechos.

El Primer Oficial de la Unidad provincial de Tránsito, Primer Teniente Ernesto González Rodríguez dijo a los conductores del sector de la Construcción, que las infracciones más reiteradas son: No respetar el derecho de vía, la ingestión de bebidas alcohólicas, los desperfectos técnicos en el vehículo y el exceso de velocidad en zonas con el pavimento mojado.

El especialista exhortó a los conductores a adoptar las medidas necesarias para reducir la accidentalidad que cada año cobra más de un Millón de vidas en el mundo, donde el factor humano es el principal detonante del accidente.

También los conductores de la Construcción fueron convocados a adoptar todas las medidas de seguridad requeridas, durante el período veraniego, cuando estos vehículos son empleados para la recreación de los trabajadores.

Llamó a crear las condiciones establecidas para el traslado de pasajeros y a cumplir lo estrictamente regulado para ese tipo de servicio.

En estos encuentros efectuados con choferes de la construcción de Bayamo y Manzanillo se evaluaron además las indisciplinas vinculadas a la vialidad y su incidencia en el número de accidentes.

Entre ellas se alertó sobre las roturas en la vía, sin la debida autorización; la necesidad de la poda de árboles y jardinerías que impiden la visibilidad; la conducción de vehículos de trabajo los fines de semana, sin autorización; conducir bajo los efectos de la ingestión de bebidas alcohólicas y la conducción de vehículos sin la licencia de la categoría correspondiente.

Estos encuentro con choferes del territorio granmense forman parte de la estrategia de la Unidad provincial de Tránsito a fin de informar, capacitar, sensibilizar y puntualizar sobre la necesaria responsabilidad que asume el conductor en la vía, donde el ser humano es el elemento más frágil y vulnerable ante la ocurrencia de un accidente de tránsito.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − uno =