Carlos LLovet Mendieta, artista de la plástica bayamés. / Foto: Diana Iglesias

Va detrás de su propio reto, y así nombra su primera exposición en la ciudad que lo viera nacer, el artista de la plástica Carlos LLovet Mendieta, quién develará las cortinas de su mundo interior al público, la prensa y la crítica, este sábado 27 de mayo a las ocho y treinta de la noche en el Centro Provincial de Arte de Bayamo.

Retos, no es, como se anuncia, su primera experiencia en galerías, pues ha participado en muestras colectivas; y en solitario, expuso hace algunos años en Las tunas, donde se graduó en 2004 en la Escuela Profesional de Artes Plásticas en la especialidad de cerámica.

Con naturalidad, confiesa, no se había propuesto el acúmulo de obras para una oportunidad como esta. El trabajo diario consume su tiempo, entre el olor y la textura del barro, los sopores del horno para la cocción de las piezas y aterrizar en sus manos la imaginación siempre revoloteante.

Propone entonces un total de 18 obras: platos de cerámica, cuatro de ellos funcionarán como dípticos en dos conjuntos enlazados por la fuerza de la expresividad.

Le gustaría romper con el imaginario adverso a esta rama de la expresión plástica, la que considera primigenia en el desarrollo del arte y, es cierto, no tiene hoy la promoción con que cuentan la pintura, la escultura y el grabado.

Para Llovet Mendieta el plato de cerámica no es un simple objeto decorativo para salones domésticos o institucionales, es el soporte donde plasma sus inquietudes artísticas, generalmente la temática del naturalismo, aunque escogió para esta muestra la abstracción como discurso.

Apropiándose de numerosas representaciones y formas, el artista nos lleva hasta su más íntima sensibilidad, de manera experimental y policromática, dejándonos a merced de nuestro prisma valorativo el descubrimiento de la identidad, desafío motivador para Carlos.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + ocho =