Con la presencia de escritores, de diez provincias, comenzará hoy en la ciudad granmense de Manzanillo la Jornada Nacional de Literatura Manuel Navarro Luna, para homenajear a ese importante escritor, considerado el iniciador del Vanguardismo en Cuba.

Ángel Larramendi, director del centro con el nombre de ese creador y uno de los principales organizadores del evento, declaró que la gala de apertura será frente al local donde estuvo la casa de Juan Francisco Sariol, también llamado el mecenas de la cultura manzanillera, por sus conocimientos y aportes.
Según refirió, la velada incluirá la lectura de obras de los sobresalientes escritores Virgilio López Lemus, Jesús David Curvelo y Frank Castell, integrantes del jurado encargado de otorgar el premio nacional de literatura Manuel Navarro Luna, concedido cada año dentro de la Jornada, después de evaluar libros inéditos.
Expresó que, por primera vez, entregarán el reconocimiento Sur, lo cual deberá realizarse cada año para agasajar a quienes contribuyen a difundir la obra de Navarro, fallecido el 15 de junio de 1966 en La Habana, y de otros literatos de Granma.
Dedicado a los aniversarios 105 de la primera publicación de la revista cultural Orto; al 100 del libro Versos Precursores, de José Manuel Póveda; a Ernesto Che Guevara y Fidel Castro, el certamen incluirá actividades en comunidades y centros escolares y de trabajo.
Los bardos, provenientes de La Habana, Matanzas, Villa Clara, Sancti Spíritus, Camagüey, Las Tunas, Holguín, Santiago de Cuba, Guantánamo y Granma, compartirán sus obras en la escuela de maestros primarios Celia Sánchez Manduley, un hospital psiquiátrico, la sede del Comité Municipal del Partido Comunista de Cuba y otros sitios.
En el programa general, sobresale un homenaje al Che y a Fidel en el Parque Nacional La Demajagua, donde Carlos Manuel de Céspedes, el Padre de la Patria, dio la libertad a sus esclavos y comenzó la guerra por la independencia, el 10 de octubre de 1868.
La primera edición de esta Jornada fue efectuada en el año 1972, cuando se depositaron los restos de Navarro Luna, también nombrado Poeta de la Revolución, en el camposanto de Manzanillo, municipio con el encanto del mar y conocido como Perla del Guacanayabo.
Nacido el 29 de agosto de 1894 en Jovellanos, provincia de Matanzas, el destacado autor vivió desde pequeño en la referida ciudad granmense, donde fue barbero, limpiabotas, procurador público y se formó como poeta y revolucionario, con una participación activa en la lucha clandestina.
Su casa en ese lugar fue visitada por grandes personalidades de la cultura y la política como Ernesto Guevara y los escritores Pablo Neruda y Nicolás Guillén.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − 6 =