Luis Carlos Suárez, escritor bayamés, habló acerca de que no se debe hacer una cultura para el turismo, sino que el turismo disfrute de la cultura local. / Foto: Luis Carlos Palacios

Explotar al máximo los encantos de esta porción suroriental de Cuba es todavía un reto para quienes se insertan en la industria del ocio. Y es que a pesar de ostentar atractivos históricos, patrimoniales y de naturaleza únicos en la Isla, queda mucho por hacer para comercializar mejor este destino.

De ahí que el Ministerio el Turismo en Granma de conjunto con el sector no estatal asociado a esta rama realizó el primer encuentro para potenciar el desarrollo del turismo histórico – cultural en el territorio.

A la cita que se efectuó en el hotel insigne de Bayamo, el Sierra Maestra, fueron convocados intelectuales, personalidades de la cultura, arrendatarios de casas, restaurantes privados y cooperativas, especialistas y dirigentes sindicales del MINTUR, así como otros factores claves en la vida de la región.

Eduardo Rodríguez Pantoja, secretario general del Sindicato de Hotelería y Turismo en Granma, aseguró que unos 325 trabajadores por cuenta propia están asociados al sector turístico y que desde 2012 el MINTUR los ha integrado en actividades sociales, económicas, talleres y otros como este encuentro… “que no es más que muestra de la unidad que buscamos para lograr el desarrollo del turismo y que despierte la vida nocturna y cultural de Bayamo y de la provincia como tal”. 

En tanto Oleg Zamora, arrendatario de la casa de renta Villa La Paz en la Ciudad Monumento Nacional, quien es además miembro del buró sindical de la hotelería y el turismo que representa el sector no estatal, hizo referencia a las declaraciones del presidente estadounidense Donald Trump… “incide fundamentalmente aparte de que en la economía cubana, en el sector no estatal, los pasos son a tratar de privar al sector estatal del turismo que es uno de los motores impulsores de la economía cubana, y que estemos aquí buscando desde nuestras posiciones cómo poder hacer en función de la cultura bayamesa, es para mí un logro…”

En el encuentro afloraron propuestas encaminadas fundamentalmente a revitalizar, promover y mostrar al visitante nacional y extranjero lo mejor de la identidad bayamesa y oriental.

Entre las iniciativas sobresalen la necesidad de espacios con una oferta cultural intencionada hacia la promoción de las tradiciones cubanas, diseñar mejor la zona de arribo de visitantes a Bayamo, incrementar la información turística en esta área, así como explotar las bondades naturales de otros sitios y parajes de interés para el mercado internacional.

Todos los presentes coincidieron además en la urgencia de la integración de los organismos, organizaciones e instituciones de la provincia con el fin de desarrollar este renglón económico, lo cual deviene en avance también para la economía del territorio.

Este primer encuentro que llevó por nombre El clarín de Bayamo, se realiza tras el triste anuncio del presidente estadounidense Tump de volver al pasado en su política hacia Cuba, es entonces la evidencia de cómo los cubanos y en espacial los trabajadores por cuenta propia del sector turístico no detienen ante dichas declaraciones, por el contrario, se proponen perfeccionar este destino turístico que tanta historia, cultura, tradiciones y también sol y playa, tiene para ofrecer a nacionales y extranjeros.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 5 =