Foto: Captura de video CNCTV

La intensa sequía que azota al país repercute en el sector ganadero de la provincia Granma. Una de las entidades con mayor incidencia es la Unidad Empresarial de Base Miguel Tamayo, perteneciente a la Empresa Agropecuaria Roberto Estévez Ruz.

Desde hace 10 meses no llueve en esta zona ganadera, de ahí que se promueven acciones para contrarrestar el deterioro de la masa vacuna.

En declaraciones a CNC TV Digital Carlos Santiesteban, Director de la entidad comentó que actualmente se traslada el alimento desde zonas muy alejadas. “Aunque se previó la siembra de plantas altamente proteicas para esta etapa, la ausencia de lluvias dificulta su cosecha”, enfatizó.

La instalación de paneles fotovoltaicos es una de las acciones destinadas a contrarrestar efectos de la sequía. La tecnología permite un mejor aprovechamiento de las aguas subterráneas.

Bien lo sabe Carlos Manuel Pérez, para este jefe de finca la inversión ha resultado muy beneficiosa. “Antes dependíamos del molino de viento, a veces nos pasábamos cinco y seis días sin viento y no teníamos agua para los animales. Ahora con la bomba fotovoltaica tenemos agua permanentemente, precisó.”

Las afectaciones ocasionadas por este fenómeno climatológico son mayores por falta de una infraestructura para mitigarlas.  Aunque se ejecutan alternativas para esta etapa son urgentes inversiones a largo plazo que permitan en años venideros enfrentar la sequía.

 

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 + 5 =