Foto: Marisela Presa

Caracterizada por la variedad y calidad de las ofertas se desarrolló este lunes una feria especializada en la capital granmense,  con motivo del Día de la Rebeldía Nacional.

Una vez más la céntrica y amplia avenida Felino Figueredo y arterias aledañas  volvieron a demostrar sus cualidades para acoger eventos masivos, en los que convergen opciones deportivas, culturales, gastronómicas, y artesanales.

Como es tradicional,  la carne de cerdo así como las ofertas de la pesca y acopio estuvieron entre las más demandadas de la feria,  en la que también confluyeron productos de los mercados ideales e industriales.

El punto de venta de animales vivos, en los que la población podía adquirir pollos, gallinas, ovejos, guanajos, conejos, y otras especies,  también tuvo gran aceptación popular.

Para Edgar Salgado Naranjo la feria estuvo organizada, colorida y con abastecimientos suficientes, sobre todo de productos cárnicos.

Similar criterio comparte Belkis Pantoja, quien se muestra satisfecha porque ha podido adquirir varios productos entre ellos carne, puré, viandas, a precios bastante asequibles al bolsillo.

Aunque el día escogido para la feria  fue una jornada laborable, la masividad distinguió desde horas tempranas esta fiesta de pueblo en la que participaron más de medio centenar de entidades estatales, empresas, y cooperativas  para garantizar un jolgorio a la altura de lo que necesita y merece este pueblo, escenario de uno de los sucesos del 26 de julio de 1953.

Foto: Marisela Presa
Foto: Marisela Presa
Foto: Marisela Presa
Foto: Marisela Presa
Foto: Marisela Presa
Foto: Marisela Presa
Foto: Marisela Presa
Foto: Marisela Presa
Foto: Marisela Presa
Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − dieciseis =