Foto: Tomada de internet

Más allá del dolor y el pesar que continúan manifestado muchas personas por la ausencia del Comandante, no faltan los momentos para consagrar con fuerza y ahínco el legado de Hugo Rafael Chávez Frías.

Cumplir el sueño de seguir construyendo la patria de Bolívar y la integración de los pueblos de América fue una gran misión que llevó adelante siempre.

Muchos pensaron que era otro militar latinoamericano con deseos de poder, pero ese gran hombre nacido en Sabaneta de Barinas, demostró cada día de su existencia el amor por ese pueblo que lo siguió en su lucha.

Quienes lo conocieron, lo recuerdan de niño sentado a la sombra de los árboles en casa de la abuela Rosa, escuchando los cuentos del bisabuelo Maisanta y las historias de Ezequiel Zamora, ambos caudillos y luchadores populares.

Esa mezcla de conocimientos, constituiría la alquimia que persistiría en toda la vida de ese gigante de Suramérica.

El comandante Chávez, fue uno de los que hizo realidad el sueño de La Unidad Latinoamericana propuesto por Simón  Bolívar.

En la Cumbre de los Pueblos en la ciudad de Mar del Plata, Argentina, fue a manifestar su rechazo ante el tratado de libre comercio, propuesto por Estados Unidos: Alca.

En ese lugar y ante miles  de militantes, manifestó su famoso: “Alca, al carajo”. Palabras que sonaron fuertes pero muchos de los presentes sabían muy bien que Hugo Chávez, unía palabras con acciones.

Los pueblos raramente se equivocan y jamás lloran por alguien que no haya dejado una huella profunda en sus vidas.

Y Chávez dejó su impronta, aportó no solo a la educación, la salud y la vivienda, si no devolvió la dignidad e identidad del pueblo Venezolano.

Aún duele tu partida Comandante, pero sigues palpitando en cada corazón de esa,  tu patria grande llamada Venezuela y continuarás vibrando en tu pueblo porque en el dejaste tu constante ejemplo, tu risa, tu llanto, tus canciones y tus baile.

Ya lo expresó Pablo Neruda en su poema, Un Canto para Bolívar: “Despierto cada cien años, cuando despierta el pueblo’’. Despertó Bolívar en Hugo Chávez y en un pueblo.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 − 2 =