Guillermo Avilés, integrante del equipo Cuba y una de las principales figuras de los Alazanes de Granma para la próxima Serie Nacional de Béisbol (SNB), manifestó en esta ciudad que está listo para comenzar la temporada y contribuir al segundo título consecutivo de su conjunto.

Antes de comenzar uno de los entrenamientos en el estadio Mártires de Barbados, cuartel general de los actuales campeones, el sobresaliente atleta declaró a la Agencia Cubana de Noticias que está completamente recuperado de una lesión sufrida en uno de los partidos efectuados por el elenco cubano con planteles de la Liga Canadiense-Americana (Can-Am).

Refirió que este sábado, fecha del primer juego de la SNB, se desempeñará en primera base, su posición preferida, y será el tercero o el cuarto en el orden ofensivo, según ha comentado la dirección del conjunto, el cual obtuvo el trofeo en la pasada campaña al vencer en la final a los Tigres de Ciego de Ávila en cuatro desafíos consecutivos.

Avilés, participante en el IV Clásico Mundial y en la Serie del Caribe realizada en Culiacán, México, expresó que se esforzará al máximo en cada encuentro para tener una gran actuación individual, favorable para contribuir a los éxitos de los Alazanes y mantenerse en el equipo nacional.

Sobre su participación en los desafíos contra planteles de la Can-Am, manifestó que fue una buena experiencia y se sintió bien a la ofensiva, aunque la referida lesión le impidió jugar más.

Debutante en SNB en el año 2010, el potente bateador, de 24 años de edad, aseguró que Granma tiene condiciones para luchar otra vez por el título.

Oriundo de Bayamo, Avilés fue uno de los atletas fundamentales de los granmenses para conquistar la corona, pues decidió varios partidos con largos batazos.

En la memoria de muchos, quedará siempre el sexto partido de la semifinal contra Matanzas, cuando conectó dos jonrones, impulsó cinco carreras y fue el héroe para evitar la eliminación y exigir un séptimo desafío.

Esa vez, el primer “vuelacerca” fue en el cuarto capítulo frente al derecho Jonder Martínez, cuando tenía un compañero en circulación y envió la pelota hacia lo profundo de la parte derecha, para poner el juego tres anotaciones a una.

Una entrada después volvió con corredores en primera y segunda, y disparó “bambinazo” por el jardín central, y logró otro hit en el sexto inning, pues conectó largo batazo contra la cerca de la parte izquierda.

El equipo de Granma, integrado por tres receptores, ocho jugadores de cuadro, siete jardineros y 14 lanzadores, en la primera parte de la próxima SNB tendrá las ausencias de Lázaro Blanco, quien juega con los Capitales de Québec en la Can-Am, y Alfredo Despaigne y Roel Santos, quienes lo hacen en la Liga Profesional de Japón con los Halcones de SoftBank y los Marines de Chiba Lotte, respectivamente.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 3 =