Escuela Jorge Piedra, del barrio rural El Doce y Medio, del municipio de Río Cauto, fue erigida desde los cimientos, en unos tres meses. / Foto: Rafael Martínez Arias. La Demajagua

De las 66 escuelas de la provincia de Granma que reciben mantenimiento para el próximo curso escolar, 50 ya exhiben, desde finales de julio, un nuevo rostro y están listas para abrir sus puertas, en septiembre, a esa fiesta del conocimiento que alegra la espiritualidad.

Según explicó a la prensa Leonardo Tamayo, director provincial de Educación, las labores constructivas en los restantes 16 centros educativos, concluirán en la primera quincena del presente mes.

Los principales trabajos, en esas escuelas, se concentran en la reparación del techo, la sustitución de la red hidrosanitaria, el cambio de la carpintería y la pintura de los locales, comentó.

Con estas reparaciones, dijo, Granma da nuevos y sólidos pasos en el mejoramiento de su infraestructura educacional.

Precisó que la provincia ha avanzado en el último lustro, al reparar 780 centros escolares de los mil 60 en el territorio, desde círculos infantiles hasta preuniversitarios.

Esta reanimación de los centros educativos deviene expresión de la esencia humanista del proyecto social cubano que, a pesar de las limitaciones económicas impuestas por el bloqueo norteamericano, asegura los recursos para todas las escuelas, con el objetivo de garantizar e incrementar la calidad de la enseñanza, resaltó.

El próximo período lectivo, mil 60 centros escolares abrirán sus puertas en zonas urbanas y rurales de este territorio oriental.

Deseosos de aprender, unos 131 mil 177 estudiantes colmarán las aulas de Granma, a partir del cuatro de septiembre venidero.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 5 =