Foto tomada de Radio Granma

Ante la cercanía del poderoso huracán Irma al territorio, los manzanilleros se preparan para minimizar los efectos que este fenómeno meteorológico pueda provocar.

Las unidades del comercio desde las horas tempranas de este jueves comenzaron la venta de la canasta básica y otros recursos que la familia pueda necesitar para el paso del evento climatológico por el oriente del país.

El almacén central de la gastronomía distribuye los recursos y alimentos para las unidades, así como los centros de evacuación donde trabajarán los hombres y mujeres de este sector brindando sus servicios.

Hasta los puntos de venta del gas licuado llegaban los manzanilleros para adquirir el demandado producto. De manera ordenada en el municipio se cumplen las medidas y los planes previstos para tiempo de contingencia, ahora en la fase de alarma ciclónica.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + 4 =