Foto referencial

Caracas, 28 sep (PL) Las incongruencias de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) sobre las elecciones regionales del 15 de octubre llaman la atención hoy en Venezuela por los extremos opuestos que caracterizan su discurso y acción.

Si bien es celebrada por los venezolanos su incorporación a la vía democrática para hacer valer sus intereses políticos, también desorientan las recientes convocatorias de los líderes de la MUD a votar como muestra de inconformidad por supuestas irregularidades en la organización de los referidos comicios por el Consejo Nacional Electoral (CNE).

De acuerdo con el diario Últimas Noticias, la alianza partidista opositora llamó a sus seguidores a votar como un acto de protesta, con el alegato de que el proceso «es poco transparente y no existen las condiciones propicias».

Esas excusas también las utilizó la MUD para abandonar los encuentros con el gobierno en República Dominicana para lograr un consenso con vista a la estabilidad política de Venezuela, cuya reanudación se tenía prevista para la víspera, y a la cual los representantes opositores se habían comprometido a asistir el 14 de septiembre.

Sin embargo, sus candidatos continúan en campaña y los especialistas electorales de sus partidos políticos acuden a todas las auditorías efectuadas por el Consejo Nacional Electoral (CNE) en la preparación de los comicios para la elección de los 23 gobernadores, indicó el medio privado de noticias.

También los directivos de la MUD intentan disfrazar la escasez de seguidores que experimentan desde que promovieron la agenda violenta para un cambio de gobierno de manera anticonstitucional, que dejó de abril a julio más de cien muertos, miles de heridos y millonarios daños materiales y ecológicos.

Al parecer, agobiados por las multitudinarias concentraciones que se observan en los actos proselitistas de los candidatos socialistas en contraposición a la exigua participación en las presentaciones de los representantes de la derecha.

En rueda de prensa, el jefe del comando de campaña de la MUD, Gerardo Blyde, instó desesperadamente a sus seguidores a ejercer el sufragio, lo que muchos analistas consideraron una muestra de preocupación por la sensación generalizada de frustración en las filas opositoras debido a las decepcionantes acciones de su dirigencia en los últimos meses.

«Le diremos al mundo que Maduro y sus candidatos siguen siendo minoría y además representan una estafa», dijo Blyde, quien cuestionó también la fiabilidad del CNE.

Mientras que la MUD se enreda en esas insulsas acusaciones contra el poder electoral, la rectora del CNE, Tania D’Amelio, confirmó la participación de delegados de la agrupación política en cada proceso de auditoría realizado por el órgano comicial.

De acuerdo con analistas, esa discordancia de la derecha apunta a que ya es consciente de su vaticinada derrota en los comicios del 15 de octubre.

Por ende, los expertos advirtieron de un intento del ala extremista opositora de retomar una agenda de acciones terroristas para provocar el caos y así justificar una intervención militar extranjera contra el gobierno democráticamente electo, del presidente Nicolás Maduro.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × tres =