Foto referencial

La enfermedad de Alzheimer es la causa de demencia más frecuente y actualmente, según estimaciones de la Sociedad Española de Neurología, podrían existir millones de personas que padecen la enfermedad en su estadio inicial sin notarlo apenas.

Ese padecimiento es la principal causa de discapacidad en personas mayores y la patología que genera uno de los mayores gastos sociales.
En España, el 18,5 por ciento de los pacientes que acuden a una consulta de Neurología es por alteraciones de memoria o sospecha de deterioro cognitivo y es la primera causa de consulta neurológica en mayores de 65 años.

El 80 por ciento de los casos de Alzheimer que aún son leves están sin diagnosticar y entre el 30 y el 40% de los casos totales también lo estaría, destacó la  Dra. Sagrario Manzano, Coordinadora del Grupo de Estudio de Conducta y Demencias de la Sociedad Española de Neurología

El Alzheimer está muy ligada al envejecimiento y ese es el principal factor de riesgo. Debido a que en los últimos 30 años, la proporción de personas mayores de 65 años aumentó también se incrementó el número de enfermedades neuro- degenerativas crónicas, sobre todo las demencias.

Algunas medidas para evitar los factores de riesgo:

  • Realizar ejercicio físico regular, lo cual se asocia a un mantenimiento de la función cognitiva y a un retraso del comienzo de la Enfermedad.
  • Mantener las conexiones sociales, fomentar sentimientos de autoeficacia y autoestima y llevar a cabo otro tipo de actividades sociales, como visitar amigos y parientes o pasear.
  • Además, leer, asistir a conferencias, participar en juegos de mesa, entre otras, suponen un menor riesgo de deterioro cognitivo y de demencia, si se realizan con asiduidad.
  • Tenga en cuenta que factores como la hipertensión arterial, hipercolesterolemia, enfermedades cardíacas, tabaquismo y, sobre todo, la diabetes son cruciales en el deterioro mental asociado a la edad.
  • La dieta mediterránea se asocia a un menor riesgo de padecer la enfermedad, al incluir antioxidantes, vitamina C y E y omega 3, ingerir pescado al menos una vez por semana y evitar los alimentos con grasas saturadas.
  • Evita la tristeza, la melancolía o la depresión, pues llevan a la pérdida de neuronas en el hipocampo y en otras regiones cerebrales. Por lo tanto, procura ser feliz.
Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + 4 =