Foto tomada del perfil de Facebook de Yasel Toledo Garnache, uno de los delegados de Granma a #Sochi2017

La delegación cubana está siempre muy activa en el XIX Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, participa en conferencias, camina, habla, salta, baila y cautiva a todos, en la ciudad rusa de Sochi, donde confluyen más de 20 mil delegados.

Cada día, los 290 cubanos, incluidos los invitados, se levantan muy temprano y , protegidos por abrigos y bufandas, salen del edificio donde duermen, se saludan, dicen chistes y van hacia el comedor, como un grupo de amigos.

Entre sonrisas y reflexiones sobre jornadas anteriores o los talleres y paneles planificados para la actual, se trasladan en ómnibus hacia el área principal de las sesiones de trabajo.

Hay mucha seguridad en Rusia, y antes de entrar a la instalación todos los asistentes deben pasar por un riguroso control, que incluye detectores de metales y «cacheo», para luego continuar los pasos hacia la impresionante edificación, donde hay salones de exposiciones y profundos análisis.

Muchos levantan la mano, opinan, y otros aplauden, todos reafirman la fidelidad a los principios de su Revolución y apoyo a las causas justas del planeta.

Durante estos días, los hijos de José Martí y Fidel Castro reciben el cariño de muchas personas, quienes los felicitan, piden fotografiarse junto a ellos o les dicen ¡Viva Cuba!

A veces, en la cola para almorzar o comer, encima de un ómnibus o en un pasillo conversan con representantes de otras naciones, quienes preguntan por la realidad cubana.

Así transcurre cada jornada hasta que llega la noche, cuando regresan a la villa, donde siguen los diálogos y se escucha música, como el lunes cuando varios artistas brindaron un concierto, disfrutado por jóvenes de varias delegaciones.

Los cubanos, singulares como son, en ocasiones dicen piropos a flores de otros países, aunque ellas no suelen entender mucho.

Herman Moya, maestro, quien siempre parece intranquilo, declaró a la Agencia Cubana de Noticias que el ambiente es muy agradable, y él se siente de maravilla.

Refirió que este evento es fundamental para favorecer la unidad entre todos los jóvenes progresistas del mundo.

Sochi es alegría, pensamiento, sueños y hermandad, capital de las nuevas generaciones de izquierda, desde el 14 del presente mes y hasta el próximo día 22.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − diez =