reparación central

Conscientes de  la necesidad de acelerar las labores para poder ejecutar con calidad las pruebas preparatorias que aseguren la arrancada a tiempo y evite interrupciones en la próxima zafra, los azucareros de la provincia de Granma intensifican las reparaciones de los centrales.

Este proceso estuvo precedido por un diagnóstico en los ingenios que permitió evaluar los problemas técnicos fundamentales y las estrategias a seguir para lograr agilidad en el trabajo de mantenimiento.

José Luis Nuñez
José Luis Nuñez, director de Atención a Plantas Industriales en la Empreza Azucarera Granma

Así lo precisó a este sitio digital José Luis Nuñez, director de Atención a Plantas Industriales en la Empreza Azucarera Granma, quien comentó, que el cumpimiento de la Norma Técnica 52 del Grupo Empresarial Azcuba permitió determinar que las principales afectaciones se encontraban en las  áreas de molino y generación de energía, esta última concentrada  en las zonas de calderas y turbogeneradores.

Según explicó, en esas direcciones se han concentrado,  fundamentalmente,  las labores de reparación de los cinco centrales granmenses.

Hasta la fecha, los trabajos registran más de un 74 por ciento de avance físico, con un ligero atraso debido a la llegada tardía de algunos recursos, informó.

Granma, dijo,  tiene un retraso de alrededor de un cuatro por ciento debido a la demora en  la llegada al territorio de material refractario y el gas.

No obstante, la provincia ya dispone de casi la totalidad de los recursos necesarios para los mantenimientos, y el resto ya está en proceso de traslado, por lo cual se garantiza terminar el cronograma de reparaciones en tiempo, agregó.

Significó que, a tono con ese empeño los obreros fabriles han extendido, a petición propia, el horario de las jornadas de trabajo para concluir las labores en la fecha prevista, muestra del alto sentido de pertenecia y amor de esos hombres y mujeres de la rama azucarera por la actividad que realizan, y el compromiso de ellos con el desarrollo socioeconómico del país.

Se prevé que la zafra azucarera en este territorio comience a mediados de diciembre por el central Arquímides Colina, y en días siguientes lo haga el Enidio Díaz; en tanto el Grito de Yara lo hará a finales de ese mes, y a principios de enero se sumarían el Bartolomé Masó y el Roberto Ramírez, para completar así el quinteto fabril granmense.

No obstante, acá se intensifican los trabajos, para, en correspondencia con la conclusión exitosa de las reparaciones, y  el volumen y nivel de maduración de la caña disponible en los campos, tratar de adelantar la arrancada, pues la provincia  necesita encontrar el paso que le garantice, de un modo definitivo, el cumplimiento creciente del plan del crudo.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 − 6 =