El tema del intercambio era vital, latido de la provincia y el país: la producción de alimentos. Federico Hernández, Miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Primer Secretario en Granma, realizó la intervención inicial, y habló sobre los propósitos de desarrollar la provincia, elevar la calidad de vida y realizar un acto por el 26 de Julio, Día de la Rebeldía Nacional.

Explicó líneas de trabajo, incluido el impulso de la Agricultura, con resultados concretos, como primer paso para llenar mercados, bajar precios e incrementar materias primas para las industrias, lo cual exigiría inversiones para aumentar sus capacidades de procesamiento.

Mencionó ejemplos, como la siembra en la actual campaña de frío de 35 mil hectáreas de productos, incluidas 13 mil de viandas, la mayor cantidad general en los últimos 20 años, y resaltó la importancia del aporte del pueblo, especialmente de los jóvenes, para conseguir cada meta.

Estábamos en el Pleno del Comité Provincial de la UJC, integrado por muchachos de diversos sectores de los 13 municipios. Palabras como compromiso, voluntad, producir, estimular, inteligencia y aportar… rebotaban en el salón de la sede de la organización, la cual tiene el reto de ser un ser vivo, capaz de saltar, enamorar, guiar y hacer, con alegría y calidad.

¿Qué corresponde a cada uno? ¿Cómo podemos ser mejores como profesionales y seres humanos, como cubanos y revolucionarios?, preguntó el dirigente partidista, quien siempre demuestra confianza en las nuevas generaciones.

Luego, reflexionó sobre la necesidad de elevar la responsabilidad individual, el esfuerzo y aspirar siempre a la excelencia, por convicción, con entusiasmo e incondicionalidad.

Elogió a los jóvenes de la provincia, de quienes dijo que son motores para continuar avanzando.

Después, se proyectó un video y comenzó el debate. Muchos se paraban y comentaban sobre realidades, retos, conquistas, limitaciones y sueños. Lo hacían con el encanto de las vivencias personales y el deseo de alcanzar más, transitar con seguridad y rapidez en el camino de las victorias.

Entre ellos, Yurisel Castillo, de la Fábrica de Conservas de Yara; Hanio Salazar, del central Arquímedes Colina; Lisné Ramírez, de la Empresa de Lácteos; Karel Leyva, de la de Genética y Cría Manuel Fajardo; Adolfo Tamayo, presidente de las Brigadas Técnicas Juveniles, Yordanis Charchabal, primer secretario de la UJC en Jiguaní, y muchos otros expresaron opiniones. También lo hicieron representantes del central Enidio Díaz, campesinos y más productores.

Quedó claro que todo debe funcionar como un gran organismo, un sistema con coordinación, voluntad y aporte de los colectivos, a favor de la capacitación, el aprovechamiento de la ciencia y la técnica y los resultados, en lo cual es fundamental la labor conjunta entre la academia y las bases productivas, la atención a cada persona desde las prácticas profesionales, e incluso cuando niños, mediante círculos de interés.

Confirmaron la disposición para seguir con protagonismo en cada puesto, sumar a otros y continuar en movilizaciones productivas y donde sea preciso. La próxima zafra fue también blanco de criterios, conscientes de la importancia de cumplir y resaltar de forma positiva en todo, como refirió Gelquis del Toro Pérez, primer secretario de la UJC en la provincia.

Wilber Jerez Milanés, Miembro del Buró del PCC en el territorio, destacó la profundidad de las intervenciones y la pertinencia de seguir materializando sueños con acciones concretas a favor de una provincia que aspira al triunfo permanente.

Mucho se puede lograr en cada centro de trabajo, con unidad, inteligencia y voluntad, aprovechando el ímpetu de quienes tienen menos almanaques y la experiencia de los trabajadores con más sapiencia acumulada. El resultado final será de todos.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − catorce =