La Plaza de la Patria de Bayamo constituye uno de los sitios emblemáticos de Granma, relacionado desde su nacimiento con el Comandante en Jefe Fidel Castro, quien participó en su inauguración el 26 de julio de 1982.

   En aquella ocasión, cuando se realizó el acto por el aniversario 29 del asalto a los cuarteles Moncada, en Santiago de Cuba, y Carlos Manuel de Céspedes, en Bayamo, el gigante, vestido con uniforme de color verdeolivo, habló al pueblo.

   Según una versión taquigráfica del discurso, en esa oportunidad Fidel Castro sostuvo que se encontraba en una tierra llena de historia. ¿Cómo podría escribirse la historia de Cuba sin la historia de Granma?, preguntó.

   El líder revolucionario recordó pasajes de la primera Guerra de Independencia, dirigida por Carlos Manuel de Céspedes; «por aquí se libraron las primeras batallas; no muy lejos de aquí tuvo lugar la primera carga al machete de nuestras fuerzas mambisas, dirigidas precisamente por Máximo Gómez», añadió.

   Por aquellos días tuvo lugar un acontecimiento que conmovió al mundo: el incendio de la ciudad de Bayamo (…) Por eso puede decirse que el primer grito de ¡independencia o muerte!, que es lo mismo que ¡Patria o muerte!, se escuchó aquí», acotó.

   El 26 de julio de 2006, habló nuevamente en ese lugar, y resaltó los avances sociales y económicos de la provincia, en otro acto repleto de aplausos y emociones.

   Después de su desaparición física, el 25 de noviembre de 2016, esa plaza fue el sitio escogido por miles de personas para homenajearlo, y firmar el juramento de cumplir el concepto de Revolución, expresado por él.

   Muchos llevaron flores, miraron algunas imágenes del hombre inmenso y no pudieron evitar las lágrimas.

   Ese sitio fue escenario de la vigilia del pueblo de Granma, en representación de toda Cuba, para demostrarle fidelidad, amor y cariño eternos, el dos de diciembre de 2016, cuando sus cenizas descansaban en Bayamo, Ciudad Monumento Nacional, antes de que el cortejo fúnebre continuara hacia Santiago de Cuba.

   Música y canciones patrióticas, poemas y otros textos dedicados al Comandante en Jefe se levantaron en voz de artistas locales, quienes junto a otros creadores reflejaron diversos momentos de la historia de Cuba, relacionados con él.

   Entre los participantes estuvo el Quinteto Rebelde, conjunto musical creado en plena guerra por la independencia de Cuba en la Sierra Maestra, el cual interpretó temas estrenados en aquellos días de disparos y muertes.

   Seguramente, la bayamesa Plaza de la Patria, sede de importantes acontecimientos y exposiciones dedicadas a Fidel, siempre será uno de los lugares preferidos para homenajear a quien vivirá hasta la eternidad en el corazón de todos los cubanos.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 12 =