Foto: Captura de video. CNC TV

 Una elevación próxima a Loma de Piedra en el municipio granmense de Guisa fue escenario de importantes acciones militares durante las guerras de independencia cubana.

El lugar devino punto estratégico y de sorpresa utilizado por las fuerzas insurrectas. Aquí se posesionó el 19 de noviembre de 1958 la Columna 1 al mando del Comandante en Jefe Fidel Castro y el 20 inició la batalla que marcó el comienzo del desmoronamiento de la tiranía.

Con el objetivo de legar a la posteridad la trascendencia del sitio y la grandeza de quienes desde aquí protagonizaran aquellos sucesos Celia Sánchez Manduley sugirió la construcción en el lugar de un monumento que en sus primeros años fue de hormigón.

En 1991 el sitio se amplió, se erigió en mármol el obelisco y el 30 de noviembre se declaró Monumento Nacional el lugar cuya jardinería, mantenida en tierras de secano, le adiciona distinción y le confiere la solemnidad que solo exhiben lugares trascendentales.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 + 5 =