Ante la situación hidrológica que se presenta en Granma con las lluvias asociadas al Tercer Frente frío de la Temporada Invernal  han sido indicadas un grupo de medidas tendentes a la protección de la población y la economía.

Las precipitaciones estuvieron presentes desde la tarde y noche del sábado, madrugada y jornada dominica, que en algunos sitios puntuales han registrado promedios superiores a los 100 milímetros de lluvia.

Los mayores registros se localizan en municipios  Media Luna, con  145 milímetros; Guisa con  100;  Bartolomé Masó con  97 y Jiguaní 90 milímetros acumulados hasta la mañana del domingo.

Igualmente en otros sitios puntuales del territorio se reportaron lluvias sobre los cien milímetros, como 115 en Pedregales; 167 en Charco Redondo; 160 en la Estación de Aforo La virgen; 136 en el Tele-correo Las Mercedes; 175 en la Presa Vicana y 157 en la Derivadora Vicana, entre otros registros.

Ese nivel de lluvias y los acumulados anteriores determinan el vertimiento ya de cuatro de los 11 embalses del territorio de ellos Corojo, a razón de de MIL 160 metros cúbicos por segundo, y Paso Malo con unos 400 metros cúbicos por segundo, situación que puede resultar peligrosa para las comunidades localizadas aguas abajo de estos embalses.

Igualmente vierten Cilantro y Vicana, en tanto la Derivadora  Vicana acumula el 112 por ciento de su capacidad de llenado, aun sin verter.

El vertimiento de la Presa Corojo de Guisa generó crecimientos del Río Bayamo y por tanto paralización del bombeo de agua, para buena parte de la población de la capital provincial, al estar paralizada la Potabilizadora de Santa Isabel, así como los sistemas de captación de los Drenes.

Se alerta a los vecinos de la comunidad de Pompita y barrios aledaños, mantener la atención sobre el embalse Pedregales que se encuentra al 89 por ciento de su capacidad y pudiera llegar a vertimientos.

Asociado a esta situación se puntualizan entre las indicaciones prestar la máxima atención en las zonas próximas a arroyos, ríos y presas que vierten, no cruzar ni pescar en aguas crecidas, y adoptar las medidas higiénico-sanitarias ante turbidez de las aguas.

Determinar acorde a los estudios de Peligro, vulnerabilidad y Riesgo realizados, cuál es la población que requiera protección, por estar residiendo en lugares peligrosos, e incrementar la vigilancia hidrometeorológicas en zonas bajas de los municipios de Río Cauto y Cauto Cristo, que pueden estar afectados por los escurrimientos de las provincias de Holguín y Las Tunas.

Se realizaron indicaciones sobre cómo proteger a la población de Bayamo afectada por la falta de bombeo del acueducto, así la prohibición de tocar cables caídos en el suelo y la puntualización de la cosecha de productos del agro listos para el consumo,  que puedan tener afectaciones.

Igualmente se reiteró la necesidad de proteger almacenes, así, como la ubicación y estado técnico de máquinas ingenieras para su empleo, acorde a las situaciones que se presenten.

Se precisaron también en Granma  medidas de atención para las personas residentes en edificios con peligro de derrumbe; el funcionamiento óptimo de los mercaditos, que atienden a las personas asistenciadas, y el incremento de la vigilancia epidemiológica, entre otros puntuales asuntos.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 5 =