Este año la población granmense fue beneficiada con nuevas y remozadas panaderías y dulcerías, gran parte de ellas en zonas de la Sierra Maestra. En más de noventa unidades la Empresa Provincial Integral de la Industria Alimenticia acometió inversiones que mejoran la inocuidad de los alimentos y las condiciones de trabajo.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − uno =