Roel Santos trata fildear el espectacular homerun de Danel Castro. /Foto: Calixto LLanes

Danel Castro dio Grand Slam en el final del noveno inning y los Leñadores de Las Tunas vencieron hoy por 6-2 a los Alazanes de Granma para forzar la celebración del séptimo juego de la gran final del Campeonato cubano de béisbol.

Los tuneros se pusieron así a solo un triunfo de coronarse por primera vez en la historia de la pelota nacional y de paso, de destronar a los campeones defensores granmenses.

Para Castro, el héroe del choque, este significó el jonrón 198 de su prolifera carrera deportiva

Granma, alentada por más de mil fans en suelo hostil, tomó el control del partido en el tercer inning, sin batear de hit, aprovechando el punto más débil de sus adversarios: la defensa.

Raúl González luchó boleto contra el abridor de Las Tunas Vladimir Baños, luego avanzó a segunda base por sacrificio en toque de bola de Yulexis La Rosa, y acto seguido salió al robo de tercera; en ese momento el receptor Yosvani Alarcón cometió error en tiro a la antesala y propició la anotación.

Aunque parezca increíble, dado el bajo nivel del pitcheo cubano, el partido trascurrió por los senderos de un excelente duelo de lanzadores entre Baños y el zurdo Leandro Martínez.

El 1-0 adornó la pizarra del estadio Julio Antonio Mella hasta el sexto inning, cuando Granma amplió la diferencia al marcar otra carrera, remolcada por Guillermo Avilés, con elevado de sacrificio a la zona de seguridad del jardín derecho.

Parecía que los Alazanes habían encarrilado la victoria y con ella el campeonato, pero todavía quedaba mucha historia por escribir.

Las Tunas empató sensacionalmente el cotejo en el final del sexto al fabricar dos carreras, remolcadas -una per cápita- por Alexander Ayala y Yordanis Alarcón, con sendos sencillos, el último de ellos después de dos outs.

Los fieles de los Leñadores recuperaron el aliento y las gradas del Mella comenzaron a rugir. Los tuneros todavía soñaban con su primer título en la historia del béisbol nacional.

Desde el octavo inning, el partido quedó íntegramente en el campo de los relevistas: Raidel Martínez por Granma y José Ángel García por los dueños de casa.

Y entonces llegó llegó el final del noveno. Granma estaba contra la pared y Las Tunas a solo una anotación de forzar el séptimo y último partido de la serie.

Entonces llegó el momento de Danel Castro, quien, haciendo gala de su oportunismo habitual, desapareció la pelota, con bases llenas, a lo profundo del jardín central, para decidir el cotejo espectacularmente.

El Mella se convirtió en un hervidero.

Habrá juego mañana, el séptimo de la serie, desde las 14:00 hora local.

El campeón irá a la Serie del Caribe, prevista del 2 al 8 de febrero, en Jalisco, México.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − diez =