Foto: Luis Carlos Palacios

La Plaza de la Revolución de Bayamo vibró esta mañana cuando decenas de granmenses recordaron el aniversario 144 de la caída en combate de uno de sus hijos más ilustres.

El Padre de todos los cubanos, Carlos Manuel de Céspedes, fue honrado por las actuales generaciones que recuerdan al abogado iniciador de las luchas por la independencia de Cuba.

En nombre del Pueblo de Granma, el Comandante de la Revolución Guillermo García Frías junto al Primer Secretario del Partido de la provincia Federico Hernández colocó una ofrenda floral a Céspedes y la habitual ceremonia de las Banderas trajo a la memoria la hazaña del revolucionario que renunció a todas sus riquezas para entregarse a la causa libertaria del pueblo.

Aldo Daniel Naranjo, Presidente de la Unión de historiadores habló a los presentes sobre la trayectoria fecunda y heroica del independentista bayamés que trascendió su tiempo.

Mientras el Héroe de la República de Cuba Guillermo García Frías cerraba la conmemoración con su apasionada oratoria sobre los caminos que siguió la Revolución desde Céspedes hasta nuestros días.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 4 =