tomada de internet
tomada de internet

Una agria polémica por el homenaje en el Congreso al filme paraguayo de temática homosexual Las Herederas, multipremiado en el festival de cine Berlinale, se sigue alimentando hoy.

Su director, Marcelo Martinessi, y la actriz protagonista, Ana Brun, fueron laureados en el Senado mediante resolución «por el importante reconocimiento y galardones internacionales recibidos, prestigiando al arte cinematográfico nacional y a la identidad cultural paraguaya».

Ambos recibieron el jueves placas de parte del presidente del órgano legislativo, senador Fernando Lugo, aunque inmediatamente antes la cinta fue repudiada de manera descompuesta por una de las parlamentarias en desconcertante actitud homofóbica.

Este viernes el diario ABC Color reproduce declaraciones en similar sentido, y en defensa de la senadora liberal Zulma Gómez, y del titular de la Asociación de Usuarios y Consumidores del Paraguay, Juan Vera.

Vera argumentó que Las Herederas «no representa la cultura paraguaya, aun cuando se hable de arte, de actuación», señala el periódico.

Aunque algún que otro comentario fue favorable a las expresiones de ambos personajes (soeces de Gómez), la mayoría de las reacciones en redes sociales a sus conceptos fue de duras críticas.

La ópera prima de Martinessi narra la historia de dos mujeres de 60 años, Chela (Brun) y Chiquita (Margarita Irún), ambas descendientes de familias adineradas de Asunción, quienes mantienen una relación sentimental por más de tres décadas.

Sin embargo, su situación financiera empeora y se verán obligadas a vender sus activos heredados, señala la sinopsis de la película.

Chiquita es arrestada por fraude, Chela deberá afrontar una situación inesperada y en el transcurso de su nueva vida tiene la oportunidad de conocer a la joven Angy (Ana Ivanova) y forjar un vínculo con ella, con lo cual iniciará una revolución personal e íntima.

La cinta marcó un hito en la cinematografía paraguaya al ser la primera aceptada para participar en la competición oficial por el Oso de Oro en la prestigiosa cita internacional de Berlín.

Allí obtuvo al final el beneficio de la Federación Internacional de Críticos de Cine, el galardón reservado a los filmes llamados de nuevas perspectivas y del público con un estímulo Teddy que distingue a los de temática LGBT en paralelo al evento.

Además, Brun ganó el Oso de Plata como mejor actriz principal, con lo cual sumaron cuatro los premios.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − dieciseis =