Ariel Fonseca Quesada (derecha) es un joven que fue promovido a secretario de la asamblea. / Foto: Luis Carlos Palacios Leyva

Bayamo, 25 mar (ACN) Energía y sentimiento joven laten en la Asamblea Provincial del Poder Popular de Granma, constituida hoy, en esta ciudad, con un promedio de edad de 45 años y el 96, 38 por ciento de los delegados electos nacidos después del triunfo de la Revolución.

Arlet Medel Fonseca, la más joven de los representantes elegidos democráticamente por el pueblo de Granma, confesó a la ACN que, junto a un gran honor, pugnan dentro de sí muchas emociones, pues siente a la vez nervios, alegría y deseos de llorar.

La estudiante de Medicina de 22 años de edad, resaltó la importancia de los recorridos realizados, como candidata, por sectores productivos, sociales y económicos, lo cual le permitió comprender mejor la alta responsabilidad que implica representar al electorado de Manzanillo, el segundo municipio en importancia del territorio.

Integrar este órgano de gobierno es el mayor compromiso que he asumido en la vida, y no se compara con nada, independientemente de las exigentes tareas profesionales como Subdirectora de Justicia en la provincia, declaró Ileana Horruitinier González, de 29 años y delegada por Bayamo.

La experiencia –dijo- fue particularmente impactante durante las elecciones el pasado 11 de marzo en su barrio, pues quienes ejercían el derecho al voto por primera vez se identificaban mucho con ella.

Antonio de Marcos Ramírez, presidente de la Comisión Electoral en Granma, precisó que, de los 83 delegados elegidos, 13 tienen edades comprendidas entre los 18 y 35 años, y 80 nacieron después del triunfo revolucionario, el Primero de enero de 1959.

Yanetsy Terry Gutiérrez asumió la vicepresidencia. / Foto: Luis Carlos Palacios Leyva
Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − 14 =