Magda González junto a Edith Massola durante el rodaje de ¿Por qué lloran mis amigas? / Foto: Pedro Coll

El incremento del consumo de materiales audiovisuales de diversa procedencia externa y de dudosa calidad artística, cargado de mensajes globalizantes, es una preocupación para la realizadora Magda González Grau, experimentada directora de programas de televisión y profesora del Instituto Superior de Arte.

Opina González Grau que en la actualidad la batalla por la cultura cubana, para defender nuestra identidad se libra y se gana con la producción propia de audiovisuales, llámense filmes, videojuegos, series, videos clips donde se muestren nuestros valores, características con respeto y dignidad.

El audiovisual viene a ser como el arte de estos tiempos, donde se expresa y entrelazan todas las artes, la ficción, la realidad, y las mezclas de estas, donde la mayoría de las personas pasa gran parte de su tiempo frente a computadoras personales, tablets, laptops, y teléfonos inteligentes consumiendo estos materiales.

Contar nuestras propias historias, las de las personas comunes que hacen en su cotidianidad cosas extraordinarias, atraería la atención de los públicos, más interesados en personajes y tramas de otras geografías, imágenes que revolucionan la moda, y formas de hacer y vivir que se incorporar a nuestra realidad, con el peligro de alejarnos de nuestras esencias.

De visita por el montañoso municipio de Buey Arriba, durante el 5to Festival Itinerante de Cine Comunitario en Granma, Magda comparte un taller de guion con estudiantes de la Facultad de Arte de los Medios de la Comunicación Audiovisual, jóvenes realizadores del Movimiento Audiovisual en Nuevitas, promotores culturales e instructores de arte de diversas provincias del país, a los que expone su criterio.

Después de disfrutar de su ópera prima en el cine cubano: el filme ¿Por qué lloran mis amigas?, la realizadora expresó el agradecimiento por la invitación a este festival, donde también la acompañan la actriz Gilda Bello y el realizador Leandro de la Rosa.

Exhibición de cortos, documentales cubanos de la autoría de los presentes en el festival, la creación colectiva de proyectos audiovisuales que hablen de nuestra realidad con veracidad y belleza artística, el compartir estas producciones con pobladores de la serranía y comunidades alejadas, es la mayor motivación de los realizadores, que desde el audiovisual defienden Cuba.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 3 =