El 19 de marzo de 1958 el Comandante Ché Guevara llega a La Otilia, donde fijó el último puesto de mando de la Columna No. 4 del Ejército Rebelde. Desde allí ubicó los diferentes frentes de combate para la defensa del territorio, ejerció como médico y fotógrafo, y diseñó una red de abastecimiento que benefició también a los campesinos de la zona. Seis décadas han transcurrido desde entonces, y en este paraje, la figura del argentino late en quienes le conocieron.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + 12 =