Foto: Diana Iglesias

La historia de un muchacho que vive solo con su madre y enfrenta problemas de diversa índole, siempre tendiente al bien y sin dañar a terceros. La ternura y la fortaleza en el protagonista fruto de la crianza femenina exclusiva, son argumentos poco comunes en la literatura infantil moderna que prefiere aun los cuentos de princesas de finales felices.

Si bien en Cuba la literatura infantil se acerca en los últimos años mucho más como reflejo de la sociedad, diversos temas constituyen una especie de tabúes o son sencillamente pasados por alto. No ocurre así en las obras del narrador Luis Carlos Suarez Reyes (Manzanillo 1953).

Osado como pocos aborda en sus textos el tema de la muerte, el divorcio, las diferencias la marginalidad, los múltiples conflictos por los que puede atravesar una familia cubana en la cotidianidad y en especial en la educación de las más jóvenes generaciones.

No exentos de imaginación, las historias de Luis Carlos desbordan la propia realidad probable. El muchacho del chaleco negro, Editorial Oriente 2017, noveleta para púberes y adolescentes, la más reciente entrega del también poeta, refleja las complejidades de las relaciones interpersonales entre adultos y jóvenes, dejando significativos aprendizajes no solo para los púberes, sino también para la familia.

Que decisión tomar ante la vida, cual es más correcta, aunque menos ventajosa, son interrogantes implícitas en las páginas de un sorprendente relato que resulta provechoso de aprendizaje a los adultos, pues pueden verse reflejados con buenas y malas actitudes ante la vida y los demás seres humanos.

El texto, estará entre las ofertas literarias de la edición 27 de la Feria del Libro en Granma, que se desarrolla en Bayamo del 5 al 8 de abril. Con buena aceptación por parte del público lector, según declaraciones del equipo de promoción de la Editorial Oriente, que acudió a la presentación del volumen en La Cabaña en febrero último, El muchacho del chaleco negro se abre paso por sí solo, con el atractivo de un lenguaje directo y poético, a la vez realista y conmovedor.

En este, el último libro publicado de Suárez Reyes, el protagonista es un adolescente cuya similitud con los que habitan la isla no es vana coincidencia, que atraviesa por problemáticas diversas, en las relaciones interpersonales y la estructuración de los sentimientos según las vivencias difíciles que ha experimentado. Una manera de educar, de informar, de acercarse al público joven a través de claras alusiones a los muchas veces nada subjetivos conflictos inter generacionales.

Presentado por primera vez el doce de octubre de 2017 en la sede provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba en Bayamo, El muchacho del chaleco negro es un acercamiento desde la literatura infantil a la realidad insular con un tratamiento, aunque osado, respetuoso a diversos temas de actualidad que preocupan a la familia.

Luis Carlos nos tiene acostumbrados al abordaje de las situaciones cotidianas en sus narraciones, que van dirigidas fundamentalmente a la grey infantil, con acertadas lecciones de vida. Entre sus libros más populares se encuentran El caballero de los pájaros, recientemente incluido en el programa de estudio de la escuela cubana.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − 10 =