Raiko Santos. Equipo Granma Sub 23 de Béisbol. / Foto tomada de Zona de Strike

En un partido muy peleado, que necesitó 11 entradas para la definición, Santiago de Cuba derrotó a Granma (6-4) en el estadio Mártires de Barbados, de Bayamo, y de este modo le quitó el invicto al equipo local.

Los nuevos Alazanes eran los únicos del país que no habían perdido en seis salidas a la grama y estuvieron a punto de vencer en el choque, pero no batearon oportunamente, algo que aprovecharon los indómitos para imponerse en la regla IBAF.

El relevista Lázaro Santana Santiesteban, líder en salvamentos (4), fue utilizado ¡por quinta vez! en el campeonato, pero en esta ocasión trabajó más de lo acostumbrado –cuatro capítulos- y no pudo evitar que sus rivales marcaran una carrera en el décimo y otra en el onceno.

La victoria se la llevó otro apagafuegos, Wilber Reyna Conchazo, quien cerró la llave en 3,1 inning de labor, tramo en el que solo permitió un inatrapable.

Conducidos por el manager Guillermo Áviles Boza, los granmenses habían derrotado dos veces a los actuales campeones nacionales, de modo que si triunfan el duelo de hoy por la tarde dominarían el cotejo 3-1. Si pierden se empataría la serie a dos triunfos por bando.

De este modo, el juego de este lunes será clave porque además, los santiagueros ahora aparecen en la tabla del grupo D con cinco victorias y dos fracasos, a solo una raya de Granma, que domina ese apartado con seis éxitos y un fracaso.

 

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + 17 =