Foto referencial.

El titular de las últimas dos ediciones del torneo nacional sub 23, Santiago de Cuba, desató una feroz ofensiva ante los nuevos Alazanes de Granma para derrotarlos en el estadio Mártires de Barbados 15 carreras por 3, en siete entradas.

De este modo los rojinegros llegaron a su sexta victoria con dos derrotas y empataron en la cima del grupo D con los muchachos que comanda el mentor Guillermo Áviles Boza.

Los indómitos hicieron desfilar por el box a siete lanzadores locales, incluyendo al abridor y perdedor Alejandro Cedeño, que no pudo sacar siquiera un out y dio dos boletos. A la altura del segundo acto ya dominaban las acciones 10-0, lo que hacía presagiar, tal como ocurrió, un KO beisbolero.

Esta vez los tiradores de Granma, que se habían mostrado muy herméticos sobre el box durante la joven campaña, no tuvieron comando sobre sus lanzamientos y soportaron 12 indiscutibles de los vigentes monarcas, que batearon con oportunidad.

El marcador se maquilló un poco en el tercer rollo, cuando los anfitriones marcaron tres, aunque sin batear mucho pues en toda la película solo pegaron cinco sencillos.

La derrota de los Potros, como los llama el colega Leonardo Leyva, los coloca en una posición incómoda, porque si bien restan 34 partidos la próxima subserie contra los santiagueros será en la llamada Tierra Caliente y allí tendrán que buscar cuando menos una división de honores.

El cotejo siguiente de los granmenses, a partir de mañana,  será contra Guantánamo, un equipo que no ha mostrado mucho en sus dos primeros compromisos contra Santiago y Holguín.

 

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 1 =