El Ministerio cubano de Relaciones Exteriores condenó enérgicamente la resolución sobre Venezuela adoptada por la OEA el pasado 5 de junio y consideró que ese texto es una «intromisión inaceptable» en los asuntos internos de ese país que contraviene el Derecho Internacional y los principios de la Carta de la ONU.

La declaración, dada a conocer en la mañana de este jueves por Eugenio Martínez Enríquez, director general de América Latina y el Caribe del Minrex cubano, puntualiza además que dicha resolución no contribuye al diálogo en esa nación, y recuerda que fueron precisamente las presiones de Estados miembros de la Organización de Estados Americanos las que impidieron un acuerdo entre el Gobierno venezolano y la oposición de ese país, en alusión a las largas tratativas que tuvieron como sede a República Dominicana.

El Gobierno de Estados Unidos y la desprestigiada OEA no tienen autoridad moral para brindar lecciones de democracia y derechos humanos, remarcó Martínez, quien destacó la posición de un numeroso grupo de países que no se prestó a apoyar el texto, y reclamó respeto a la soberanía y la libre determinación del pueblo venezolano, expresada en las urnas el pasado 20 de mayo.

El funcionario cubano explicó que la resolución llama a los países miembros de la OEA a tomar medidas para desestabilizar el orden de la República Bolivariana de Venezuela y aseveró que ello significa una incitación a la violencia y la imposición de sanciones y medidas coercitivas unilaterales «que generan dificultades, provocan afectaciones al pueblo venezolano» y son «incompatibles con los principios del Derecho Internacional y contrarias a la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de paz.

Ante este paso dado por varios Estados en la OEA, el Minrex cubano reiteró su firme respaldo a la Revolución Bolivariana y chavista, a la unión cívico militar del pueblo venezolano y a su gobierno legítimo y democrático, conducido por el presidente constitucional Nicolás Maduro, concluyó Martínez.

A pesar de las presiones ejercidas por EE. UU. y el titular de la OEA, Luis Almagro, el texto fue aprobado por 19 países sin alcanzar los 24 votos necesarios para que sea aplicada contra Venezuela la llamada Carta Democrática Interamericana, que podría significar la adopción de medidas injerencistas contra la nación bolivariana.

Por Marina Menéndez

Venezuela continua proceso para retirarse de la OEA

Venezuela emprenderá el proceso de denuncia a la Organización de Estados Americanos (OEA), un protocolo de 24 meses que concluirá con su salida del organismo.

El presidente Nicolás Maduro decidió iniciar el proceso para retirarse de la OEA luego de que este organismo resolviera convocar a una reunión de cancilleres para discutir asuntos internos de su país sin notificarle.

El retiro de Venezuela de esa organización es inédito. Cuba es la única nación del continente que no forma parte de la organización a causa de la expulsión de ese país en 1962. No existe otro caso registrado de la activación de los instrumentos de separación voluntaria de un país de dicha instancia.

“Las pretensiones de aislar a Venezuela tienen cantado el fracaso en el futuro inmediato”, agregó Rodríguez, quien recordó que su país ha convocado a la Comunidad de Estados Americanos y Caribeños (Celac) el próximo 2 de mayo para denunciar la injerencia de la OEA.

Se retira por injerencia

Venezuela es víctima de un complot en la OEA que se empeña en acusarla de todos los males de la región, denunció la canciller Delcy Rodríguez, “pero no tiene ojos para mirar las realidades terribles de discriminación, de opresión, de violación masiva de DDHH en EE.UU.”

“¿Y es que acaso los gobiernos de esta región no tienen nada que decir para defender los derechos del pueblo mexicano, donde las desapariciones forzosas forman parte de un penoso expediente?”, cuestionó la canciller, quien también preguntó si la OEA “no tiene nada que decir sobre la dictadura de Brasil, al desconocimiento de la voluntad de 54 millones de brasileros y brasileras”.

Por ello, recalcó que su retiro no es coyuntural, “tiene que ver con la dignidad de nuestro pueblo, tiene que ver con la doctrina bolivariana que promueve el no intervencionismo, que defiende la igualdad de los Estados, que defiende al multilateralismo en igualdad jurídica”.

Procedimiento para retirarse de la OEA

Para hacer efectiva su salida del bloque, Venezuela primero presentará una denuncia  a la Carta de la OEA mediante el envío de una carta a la Secretaría General, quien debe a su vez, remitirla a cada uno de los países miembros.

Venezuela será el primer gobierno en denunciar el documento fundacional de la organización.

Según lo establecido en el Artículo 143 de la Carta de la OEA, los países miembros tienen la posibilidad de denunciar dicha Carta para concretar el retiro de la OEA.

Artículo 143

Esta Carta regirá indefinidamente, pero podrá ser denunciada por cualquiera de los Estados miembros, mediante comunicación escrita a la Secretaría General, la cual comunicará en cada caso a los demás las notificaciones de denuncia que reciba. Transcurridos dos años a partir de la fecha en que la Secretaría General reciba una notificación de denuncia, la presente Carta cesará en sus efectos respecto del Estado denunciante, y éste quedará desligado de la Organización después de haber cumplido con las obligaciones emanadas de la presente Carta.

Fuente: www.oas.org

Transcurrido el periodo de 24 meses contados a partir de la fecha de la notificación de la denuncia a la Secretaría General de ese organismo, la Carta de la OEA quedará sin efecto para Venezuela, explica el abogado constitucionalista Félix Roque Rivero, quien agrega que las presiones contra Venezuela, concretada la denuncia, carecen de eficacia y de validez alguna.

OEA repite guión injerencista y golpista

El gobierno venezolano ha denunciado que grupos violentos de la oposición generan caos y muerte en el país con sus movilizaciones de calle caracterizadas por la quema de instituciones y transporte público, vandalismo, saqueos y llamados a la confrontación.

“Mañana, sin duda, los violentos volverán a salir a las calles porque se sienten apoyados, porque creen que cuentan con el apoyo de la comunidad internacional, cuando es en realidad solo una facción de gobiernos que se oponen a la Revolución bolivariana”, dijo la canciller señalando al gobierno de EE.UU. de comandar este plan desestabilizador.

En entrevista para teleSUR, el analista internacional Francisco Peña Torres aseguró que desde hace muchos años la Organización de Estados Americanos (OEA) ha acumulado una serie de acciones injerencistas contra gobiernos de América Latina, exhibiendo su complicidad con los intereses de Estados Unidos y actualmente reproduce el guión que promueve un golpe de Estado para derrocar al gobierno de Nicolás Maduro.

Peña Torres consideró que el país suramericano debe hacer todo lo posible por preservar su soberanía y denunciar el complot contra su pueblo, con el que se ha montado una maquinaria propagandística.

El especialista hizo hincapié en la similitud de los hechos que se han suscitado en Venezuela con los que antecedieron el golpe de Estado que en 1973 derrocó al gobierno de Salvador Allende.

(Tomado de Telesur)

 

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 10 =