Ramiro Valdés e Inés María Chapman

Las acciones que se realizan, lo que falta por hacer  y las deficiencias del programa de protección ambiental de la Cuenca del Cauto, fueron chequeadas en Granma, por los Vicepresidentes de los Consejos de Estado y de Ministros,  Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez e Inés María Chapman, Presidenta del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos.

En la cita de trabajo se analizaron las inversiones en las redes de alcantarillado de la zona norte de Bayamo, el tratamiento a residuales, la reforestación, la necesidad de rescatar el proyecto de fincas integrales, así como el análisis de las  estrategias encaminadas al mejoramiento de los suelos, el agua y las buenas prácticas  de riego y cultivo. Todo ello con el fin de reanimar dicho proyecto ambiental,  que lleva acabo el gobierno cubano.

Las máximas autoridades de  la provincia y especialistas del CITMA, Recursos Hidráulicos, la Agricultura, entre otros sectores implicados en la tarea, de las cuatro provincias orientales que abarca esta cuenca, intercambiaron sobre los efectos medioambientales que actúan nocivamente sobre esta red hidrográfica.

En el encuentro se conoció, además,  que se trabaja en la disminución de la carga contaminante provocada por 46 fuentes, entre ellas los asentamientos humanos y las industrias.

El también miembro del Buró Político Valdés Menéndez insistió en que el éxito del programa radica en la sistematicidad de cada acción.

La Cuenca del Cauto, abarca más de nueve mil kilómetros, y es el sistema fluvial más extenso de la Isla, lo  que representa alrededor del 8,1 por ciento del territorio nacional. Su mayor porción se encuentra en Granma, de ahí que desde esta provincia del oriente cubano se lidere el programa de protección ambiental.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 4 =