El acto de fin de curso de la escuela especial Graciela Bustillo de Bayamo, fue escenario para el reconocimiento de educadores y familias, así como para la celebración de dos alumnas quinceañeras.

La preparación para la vida, desarrollar habilidades, son algunos de los empeños de la escuela especial.

El centro con 61 alumnos y un claustro de 38 docentes, 14 de ellos con categoría de masters se caracteriza por resultados integrales entre los que figuran participación en concursos de habilidades, tercer lugar en las clases de educación Física, reconocido trabajo en la comunidad, notables actuaciones en los círculos de interés

La ocasión fue oportuna para reconocer docentes destacados y familias, estas agradecieron al colectivo por preparar sus hijos y a ellos para darle auto validez.

Ayudados de las artes del canto, el baile, los estudiantes demostraron a lo aprendido.

Una vez más familia y escuela reverenciaron la llegada de los quince años, en esta ocasión Evin de Jesús y Yoandra Pérez cumplieron los 15 años y tuvieron oportunidad para el vals y disfrute.

Las escuelas especiales son expresión de una educación inclusiva que da oportunidades a todos.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve − seis =