El zurdo Leandro Martínez, a quien le anotaron seis limpias,  no pudo pasar del segundo capítulo. / Foto Archivo.

Los Alazanes de Granma fueron desangrados nuevamente por los bates de los Toros de Camagüey (nocao de 11-1) y así perdieron su segunda subserie del campeonato cubano de pelota.

El zurdo Leandro Martínez, a quien le anotaron seis limpias,  no pudo pasar del segundo capítulo y sus relevos, Maidel Núñez y Kelvis Rodríguez también fueron inefectivos, aunque este último fue dejado hasta el sexto episodio contra viento y marea. En total, en la “masacre” se conjugaron 15 indiscutibles de los agramontinos, igual cantidad que el domingo.

En tierras del tinajón los lanzadores granmenses soportaron nada menos que ¡24 carreras! y 30 hits en las últimas 14 entradas, números que siguen demostrando cuál es el talón de Aquiles de los bicampeones nacionales.

Esta vez, para colmo,  los Caballos también fueron silenciados en el home, pues en las siete oportunidades ofensivas solo pegaron cinco hits ante el zurdo Dariel Góngora, quien fuera refuerzo de los  Alazanes hace algunos años.

Por fortuna, los actuales monarcas no han sido barridos, porque en las dos subseries que perdieron ante Santiago de Cuba y Camagüey lograron arrancarles un triunfo a sus contrincantes.

Eso, añadido al éxito que consiguieron el día inaugural ante Las Tunas,  hace que los pupilos de Carlos Martí jueguen ahora para 500;  es decir, cinco victorias y cinco derrotas.

Desde el 22 y hasta el 24 los Alazanes lidiarán, en el estadio Calixto García, con Holguín, equipo que solo ha ganado una vez en ocho presentaciones. Ese cotejo pudiera ayudarles a subir en la tabla, aunque “un atravesado” nunca falta en la pelota.

 

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − seis =