Hugo Navarro (a la derecha) integrante del Movimiento Audiovisual en Nuevitas, junto a otros colegas filmando en Bayamo. / Foto: Diana Iglesias

El Movimiento Audiovisual en Nuevitas es un proyecto que llega a una década de existencia, hecho por jóvenes e inquietos instructores de arte y estudiosos de otras ciencias sociales con profunda vocación artística. Con un amplio arsenal de materiales audiovisuales de diversos géneros, están invitados a la Fiesta de la Cubanía en Bayamo del 17 al 20 de octubre próximo.

Hugo Adalberto Navarro Ramírez, actual líder del proyecto, hermano y amigo de los fundadores trae a la Cuna de la Nacionalidad Cubana varios materiales premiados en diversos festivales nacionales del audiovisual joven.

Cortos de ficción y documentales que reflejan la cotidianidad tranversalizada por la mirada artística de más de una decena de jóvenes, que van dejando registro de una época, de las características y costumbres de la gente de su tiempo, y sobre todo de la arquitectura y belleza del entorno nuevitero con un paisaje marino aún no completamente explotado.

La historia de San Fernando de Nuevitas se devela en el lente de los jóvenes realizadores, que han tomado el nombre de la ciudad para su proyecto artístico convertido hoy en valiosa fuente documental para el estudio del presente y el pasado inmediato.

En dos conferencias-conversatorios que ofrecerá Navarro Rodríguez en el Centro de Gestión y Promoción Cultural Ventanas, de Bayamo, explicará cómo el MAN es objeto de análisis y a la vez aporta a las ciencias sociales, y la sui géneris manera de producir materiales, ya que no cuentan con fondos institucionales.

El Movimiento Audiovisual en Nuevitas es un proyecto reconocido a nivel nacional por su quehacer indiscutible en la realización más auténtica y juvenil del audiovisual cubano. Con ocho ediciones de Hieroscopia, festival que cada verano atrae a jóvenes de todo el archipiélago.

No se detienen estos muchachos, que han decidido en varias ramas continuar profundizando en el estudio de las artes, sin dejar de, cámara en mano, reflejar inquietudes, preocupaciones, alegrías, sueños e ideas de todo un pueblo, para dejarlos a las generaciones sucesivas la manera de vivir de una época que no se parece a otra.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − 4 =